Inicio El Pais "El radicalismo no formó parte de Cambiemos"

«El radicalismo no formó parte de Cambiemos»

STORANI CRITICO LA ALIANZA CON EL PRO AUNQUE NO HABLO DE RUPTURA

El vicepresidente de la Unión Cívica Radical, Federico Storani, aseguró ayer que «el radicalismo no formó parte del gobierno de Cambiemos» y remarcó que la coalición no debe romperse, pero sí «cambiar sustancialmente». El dirigente manifestó que «Macri quiso congraciarse con un sector de la Iglesia Católica e inclusive de pastores evangélicos. Ha tomado posiciones que lo está alejando de lo que fue el espacio Cambiemos en un principio».
«Yo estoy a favor de cualquier pluralidad religiosa, pero la incidencia política con ciertos sectores religiosos avanza contra la legislación civil», indicó. Y agregó: «No nos olvidemos que Camacho ingresó a la Casa de Gobierno con una biblia en la mano. No es un tema para dejarlo de costado».
En ese sentido, remarcó que «la derogación del protocolo de ILE fue un bochorno del gobierno de Macri». «Hay una oleada de sectores ultra conservadores que intentan avanzar sobre conquistas sociales que estaban establecidos en una sociedad laica», subrayó en declaraciones a CNN Radio. «Cuando uno hace un balance del Gobierno de Macri, su saldo fue claramente negativo», concluyó.

Alfonsín.
Por su parte, el dirigente radical Ricardo Alfonsín remarcó que, en los próximos años, espera que la Unión Cívica Radical «se preocupe por el partido, por lo que le haga bien al país, y no por el 40% de los votos» que obtuvo Juntos por el Cambio en las últimas elecciones. En ese sentido, adelantó que se imagina a la UCR «haciendo radicalismo y no proísmo» en el futuro cercano. «En los próximos años me imagino a la UCR haciendo radicalismo, no proísmo. Espero que el partido se preocupe por el partido, por lo que le haga bien al país y no estar pensando en el 40%», subrayó en declaraciones a CNN Radio.
Además, manifestó que si fuera Mauricio Macri, «trabajaría para mantener el liderazgo que tuvo en el partido». «El radicalismo perdió liderazgo en estos cuatro años. Como integrante de la coalición de gobierno, estuvo desierto de ideas: brilló por su ausencia», aseguró.

Defender la ideas.
Para el ex candidato a presidente de la Nación, la UCR «actuó como si no tuviera derecho a opinar y no hizo otra cosa que apoyar las decisiones del PRO». «La UCR no hizo radicalismo en estos cuatro años. El radicalismo tiene que defender las ideas radicales y no cometer el error del 2015, cuando apoyó muchas decisiones del PRO», evaluó.
En tanto, el ex diputado nacional señaló que en la Unión Cívica Radical (UCR) y en Cambiemos «se disputan liderazgos», y en ese sentido destacó la necesidad de encontrar «liderazgos éticos». «Nadie me ha ofrecido un lugar en el Frente de Todos», respondió al ser consultado sobre esa posibilidad. Asimismo, Alfonsín explicó que «las diferencias en la política tienen que ver con las ideas, no con las relaciones personales» y precisó que «uno tiene que tratar de representar a los sectores de la sociedad que más necesitan el apoyo del gobierno».

Sostener la alianza.
La diputada provincial Jacqueline Caminoa (53) se convirtió en la primera mujer en presidir desde la UCR del Chubut tras obtener el triunfo en el plenario del comité provincial defendiendo la postura de sostener la alianza de «Juntos por el Cambio» frente a la posición «rupturista» que esgrimió el alfonsinismo local. Caminoa reconoció que «la votación fue a nuestro favor 38 a 30 lo cual es un dato en sí mismo porque hasta ahora todas las elecciones se dirimían por uno o dos votos y teníamos que sesionar más de una vez por desempates, no solo en el comité sino también en la convención».
Caminoa describió que «nosotros propiciamos la unidad de Juntos por el Cambio, porque si bien fue una alianza electoral y las elecciones ya pasaron, en las municipalidades donde ganó el radicalismo la intendencia hay concejales del PRO a quienes necesitamos como aliados y a la inversa, hay gente del PRO en la intendencia con concejales radicales como ocurre en Puerto Pirámides». (NA/Télam)