El salario podría caer hasta un 8%

BAJAN LAS VENTAS POR EL ESCASO CONSUMO DE LOS TRABAJADORES

Los salarios de los trabajadores argentinos y los haberes de las prestaciones sociales podrían caer hasta 8% en lo que resta del año, lo cual determinará un fuerte impacto en el consumo privado.
Así lo analizó el lunes la consultora económica Ecolatina en un informe en el que compara la variación de los salarios con la inflación que registra la Argentina y la proyección hasta diciembre.
En el primer cuatrimestre del año, el consumo privado creció a buen ritmo y las ventas de bienes durables y turismo en el exterior batían récord mientras que el consumo masivo se recuperaba.
Sin embargo, el escenario cambió drásticamente en el bimestre comprendido entre mayo y junio ya que el salto cambiario aceleró la inflación, impulsó la tasa de interés y provocó desconfianza, lo que frenó bruscamente al consumo, indicó Ecolatina.
“El gasto en bienes durables y turismo emisivo, que trepaba a tasas chinas, pasó a caer fuertemente, y el consumo masivo volvió a descender”, agregó la consultora.
Las expectativas para el segundo semestre no son alentadoras: la pérdida de ingreso real de las familias (salarios, prestaciones sociales y empleo) más la elevada tasa de interés, generarán una contracción del consumo privado este semestre.
Además, Ecolatina espera una “significativa reducción” del consumo público para cumplir con las restrictivas metas fiscales acordadas por el Gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Por ello, el principal componente de la demanda interna presentará una caída significativa. El salario real cayó 1% anual en el primer semestre principalmente por el salario del sector público (-2,3%).
Producto de la aceleración inflacionaria, esta tendencia se profundizará en la segunda mitad del año provocando pérdidas cercanas al 7% anual, lideradas por el sector público y, en menor medida, los trabajadores informales.
Asimismo, los haberes reales de las prestaciones sociales cayeron 2% anual en el primer semestre y caerían casi 8% anual en la segunda mitad del año.

Recuperación del consumo.
Según Ecolatina, si se logra estabilizar el mercado cambiario el repunte podría llegar en 2019 de la mano de la recuperación real del salario privado y las prestaciones sociales (por la desaceleración de la inflación), y la progresiva reducción de la tasa de interés.
Además, el Ejecutivo podría aportar estímulos crediticios, para lograr el ansiado repunte del consumo privado, lo que por lo menos compensaría la caída del consumo público.

Menos ventas.
En tanto, las ventas minoristas cayeron un 3,5% anual durante el fin de semana largo, a pesar de que viajaron por el país más personas que en la misma fecha de 2017, según informó la Confederación de la Mediana Empresa (CAME).
Unas 668.000 personas viajaron por la Argentina para descansar en lugares turísticos entre el viernes 17 y el lunes 20 de agosto, lo cual representó un alza del 4,5% anual, estimó la entidad empresaria.
“Las ventas minoristas vinculadas con el sector descendieron, en parte, porque el consumo se repartió también entre el Día del Niño y los viajes”, argumentó la CAME en su informe sobre el consumo minorista.
Según la estimación de la entidad empresaria, las personas que viajaron gastaron unos 1.503 millones de pesos. A su vez, el gasto directo creció 27,2%, por debajo de la inflación anual.
Eso explica que las personas viajaron más, pero se mostraron más medidas en sus consumos.
Este año el turismo interno se vio favorecido por el tipo de cambio más alto, que desalentó el desplazamiento hacia países vecinos.
La estadía media se mantuvo en 2,5 días, con un desembolso diario en promedio por persona de 900 pesos.

Adidas en crisis.
La empresa Paquetá, que produce para la marca Adidas, decidió licenciar a sus 600 empleados de Chivilcoy por acumulación de stock ante la fuerte retracción de la demanda en el mercado interno.
La noticia generó conmoción en la ciudad de 60.000 habitantes ubicada en el norte bonaerense dado que se conoció pocos días después de que la planta Extreme Gear, que también producía para Adidas en Esteban Echeverría, cerrara sus puertas.
En medio de la crisis de demanda, las autoridades de Paquetá decidieron suspender a sus casi 600 empleados, lo cual podría generar un cimbronazo en la ciudad dado que se trata de la mayor empleadora privada.
Los trabajadores de la planta precisaron a la prensa local que la firma ya les anticipó que un grupo tendrá vacaciones a partir del 28 de septiembre; otro desde el 1 de octubre y la última tanda, desde el 10 de octubre.
Asimismo, los trabajadores señalaron que en la semana previa al 28 de septiembre, todos los operarios se encontrarán suspendidos pero cobrarán sus salarios.
Esta situación le restará a la planta de calzados un mes de producción en total, tiempo en el que los responsables administrativos de la empresa buscarán colocar parte del stock acumulado. (NA)