El Senado realizó la primera audiencia

EXPOSITORES DIERON SUS PUNTOS DE VISTA A FAVOR Y EN CONTRA DE LEGALIZACION DEL ABORTO

El Senado realizó ayer la primera audiencia pública sobre la legalización del aborto con la presencia de referentes de los ámbitos médico y legal, que se expresaron a favor y en contra del proyecto aprobado por la Cámara de Diputados.
Los expositores se presentaron ante el plenario de las comisiones de Salud, de Justicia y de Asuntos Constitucionales, que volverá a reunirse el miércoles para continuar el debate.
La senadora de Cambiemos Silvia Elías de Pérez, contraria al proyecto, preguntó a varios de los expositores a favor si recibían financiamiento de la organización Planned Parenthood y solo obtuvo respuesta afirmativa de Mariana Romero, médica y referente del Centro de Estudios de Estado y Sociedad.
Los senadores Alfredo Luenzo y Pamela Verasay, que están a favor del proyecto, interrogaron a los críticos sobre su visión respecto de la criminalización de la mujer y todos se expresaron en contra.

Voces a favor .
El director ejecutivo de Fundación Huésped, Leandro Cahn, se refirió a la objeción de conciencia que se plantea frente a la legalización del aborto y afirmó: “Es similar a la objeción de conciencia de hecho que muchos practicaron con las personas HIV positivas en el comienzo de la epidemia. Era casi abandono de persona”.
“Cuando el aborto sea ley, las mujeres no solo accederán a una práctica más segura, también a métodos anticonceptivos que permitan evitar embarazos no deseados”, agregó Cahn, quien justificó el plazo de las 14 semanas de gestión para realizar un aborto legal.
La ex directora del Consejo de la Mujer María Lucila Colombo consideró que el aborto “no es un derecho de las mujeres”, pero que “las mujeres no deben ser penalizadas” por recurrir a esa práctica, al tiempo que subrayó que “el voto de rechazo no da ninguna respuesta a la realidad” que se vive en este tema.
La médica y psicoanalista Martha Rosenberg destacó “el inmenso movimiento social hasta ahora obturado por fuerzas conservadoras y clericales” y agregó: “Somos las únicas derechohabientes a considerar”.
En un sentido similar, el jurista Marcelo Alegre remarcó que “el artículo 19 de la Constitución Nacional protege las decisiones privadas que no afecten a terceros” y afirmó que “el aborto en las primeras 14 semanas es una acción privada porque el feto no tiene intereses y derechos”.

Voces en contra .
El abogado Manuel García Mansilla afirmó: “El derecho a la vida está reconocido en normas de máxima jerarquía. El aborto es un delito con algunas causales de no punibilidad. Pretenden garantizarlo como si fuera un derecho, pero ese supuesto derecho no existe”.
A su turno, el urólogo Fernando Secin también se expresó en contra y afirmó: “Los médicos pensamos que la legalización del aborto podría ocasionar un descalabro en la salud pública y expresamos un rechazo absoluto a este proyecto de ley”.
La primera polémica de la jornada llegó cuando Secin comparó el aborto con la desaparición forzada de personas, una declaración que fue objetada por el jefe del Bloque Justicialista, Miguel Pichetto, quien le pidió “criterio prudencial para usar las palabras”.
“Respeto los derechos de la mujer, pero creo que la mujer no puede decidir sobre otra persona”, indicó a su turno Eduardo Young, ginecólogo y miembro de la Academia Nacional de Medicina, que sostuvo además que el feto “no es una persona” sino “una persona en potencia” y valoró los métodos anticonceptivos como “el mejor instrumento para prevenir abortos”.

Sin veto.
El presidente Mauricio Macri “no” vetará la ley de Aborto Legal, Seguro y Gratuito en caso de que sea aprobada por el Senado, ratificó ayer el Gobierno luego del reclamo de la Iglesia en ese sentido.
El mensaje fue enviado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, tras la reunión que los ministros del Gabinete mantuvieron con el Presidente en la Casa Rosada y en respuesta al pedido formulado por el arzobispo de La Plata, monseñor Víctor Fernández.
“El Presidente ha sido claro en su convicción sobre la importancia de dar un debate republicano, que implica respetar el resultado y por supuesto no vetar la ley”, remarcó Peña ante la prensa, tras el encuentro del que participaron la vicepresidenta Gabriela Michetti y el presidente Provisional del Senado, Federico Pinedo, dos detractores de la iniciativa. (NA)

Escritora apoyó el proyecto
La escritora canadiense Margaret Atwood, que fue candidata al Premio Nobel de Literatura, volvió ayer a reclamar que se legalice el aborto en la Argentina y aseguró que “las mujeres que no pueden tomar la decisión sobre si tener o no bebés son esclavas”.
La autora norteamericana insistió en el pedido a los legisladores para que voten a favor del proyecto sobre la interrupción voluntaria del embarazo: a fines de junio, había planteado su postura en una serie de mensajes dirigidos a la vicepresidenta, Gabriela Michetti, a través de las redes sociales.
“A nadie le gusta el aborto, incluso cuando es seguro y legal. No es lo que ninguna mujer elegiría para festejar un sábado por la noche. Pero a nadie le gusta tampoco mujeres sangrando hasta la muerte en un baño por un aborto ilegal”, sostuvo la artista.
A través de un ensayo publicado en el diario UNO de Santa Fe, Atwood consideró que “las mujeres que no pueden tomar la decisión sobre si tener o no bebés son esclavas, porque el Estado reclama como propiedad a sus cuerpos y al derecho a dictar el uso al que deben someterse sus cuerpos”.
Como cierre de su ensayo, la reconocida escritora subrayó que “nadie está forzando a las mujeres a tener abortos”. (NA)