“El servicio está comprometido”

TARIFAZO: EL GOBIERNO EXIGE QUE LA CORTE SUPREMA TOME UNA DECISION

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, advirtió ayer que sería “muy grave” que la Corte Suprema fallara contra los aumentos de tarifas, que permanecen frenados con recursos de amparo.
Aranguren consideró que si la Corte se ajustara a su propia jurisprudencia tendría que fallar a favor del Gobierno en la causa que frenó, por ejemplo, el incremento en la tarifa del gas.
En tanto, el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Germán Garavano, se quejó de que hay tribunales que buscan “gobernar y marcar la política energética”, al cuestionar los fallos de primera instancia contra el aumento en el precio de la luz y el gas.
Fuentes del máximo tribunal dijeron ayer que “por ahora no hay nada” sobre el tema, por lo que la impresión en círculos tribunalicios es que en caso de abordarlo no sería en los inmediato.
Pero Aranguren alertó que “el servicio está comprometido. Por eso le solicitamos a la Justicia que, conforme a los marcos regulatorios, deje actuar a la capacidad que tiene el Poder Ejecutivo para tomar decisiones sobre tarifas. Las tarifas no las puede decidir la Justicia”.
Insistió en que “sería muy grave” que la Corte no le dé la razón al Gobierno y exija la eliminación de los nuevos cuadros tarifarios, que en el caso del gas rigen desde el 1 de abril último, porque se necesitarán 22.000 millones de pesos.
El funcionario señaló que la Corte Suprema tiene en este momento un recurso extraordinario que elevó la Cámara Federal de La Plata para el caso del gas, que está “vinculado con un criterio que lo dice la jurisprudencia del propio máximo tribunal”.
“La misma Corte dice que cuando hubo un fallo positivo en primera instancia -en este caso a favor del Gobierno- todo recurso extraordinario se tiene que otorgar con carácter suspensivo de la medida que dictó la Cámara, por lo tanto creemos que eso es lo que, ajustándose a derecho, la Corte tiene que fallar”, dijo.

Amparo.
La Sala II de la Cámara Federal de La Plata concedió la semana pasada un recurso de apelación presentado por el gobierno nacional contra la medida que suspendió el aumento del gas en todo el país, por lo que el pleito llegó así a la Corte.
La medida fue concedida con efecto devolutivo, es decir que el aumento del gas no regirá hasta que se expida el máximo Tribunal nacional, por lo que la administración de Mauricio Macri espera la decisión del máximo tribunal.
Aranguren dijo que si el máximo tribunal de Justicia no falla a favor de las medidas implementadas por el Gobierno, su ministerio tendrá que cumplir con la decisión judicial y retrotraer el cuadro tarifario a su estado previo.
“Al final del día estamos dentro de un marco de derecho y nos tenemos que atener a las decisiones que tome la Justicia y creemos que esa Justicia tiene que operar conforme a ese mismo marco de derecho”, afirmó.

Garavano.
En tanto, el ministro de Justicia lamentó que algunos tribunales busquen, a su criterio, “complejizar la gestión” de la administración central.
El funcionario sostuvo que “hay medidas que jurídicamente están mal dictadas” y las calificó como “llamativas”.
Garavano exhortó a la Corte Suprema a que “ordenen algunas cosas que, claramente, parece que han tenido otras finalidades distintas a la de proteger a algunos usuarios en particular”.
Igual, admitió que el Gobierno deberá convocar “a distintas audiencias” públicas por el incremento de la energía eléctrica y la suba en el valor del gas, antes de la fue programada para octubre próximo con el fin de concretar una “discusión integral de las tarifas”.
Pero aclaró que, para los precios de la luz eléctrica y el gas “no es necesario” ese procedimiento, aunque admitió que “sí” se lo debe implementar para su “transporte” y su “distribución”, en diálogo con Radio Nacional.
Consultado sobre si hay tribunales que quieren marcar la política en materia energética, Garavano disparó: “Sin duda los hay, porque venimos de unos últimos años donde hubo muchos conflictos”.
Para el ministro de Justicia, existe una “judicialización extrema de un montón de decisiones”.
Pidió “ir saliendo de a poco e ir volviendo a la normalidad como país, donde cada uno cumple su tarea: los jueces cumplan la suya y el Poder Ejecutivo con la que le corresponde”. (Télam y NA)

Facturas de Edenor
Los clientes de Edenor “van a recibir las facturas con saldos a favor”, luego del fallo de la jueza
federal de San Martín Martina Forns que suspendió los aumentos en las tarifas del servicio eléctrico, informó ayer la empresa.
“El Gobierno nos indicó que dejemos de facturar las nuevas tarifas, es decir que todos los clientes van a recibir la facturas con saldos a favor”, señaló el presidente de Edenor, Ricardo Torres.
Para Torres, “el aumento tarifario en la luz fue super razonable, ya que nadie puede decir que cualquier familia del ámbito metropolitana no pude pagar entre 150 y 200 pesos por mes”.
Además, el titular de la compañía reiteró que la decisión de Fons que impide aumentar tarifas y obliga a devolver lo ya cobrado, ocasionará dificultades a la empresa para recaudar el dinero
necesario para pagar los sueldos a los 7 mil empleados.
Tras expresar que el fallo de la magistrada pone a Edenor “en una situación insólita”, Torres remarcó: “No teniendo plata no se puede pagar los salarios y gastos”.
El directivo subrayó que “la red eléctrica tiene un aumento impresionante de la demanda en los últimos años”, alcanzando “al 45 por ciento”.
Ante la actual situación judicializada que colocó en un párate la suba de tarifas, Torres alertó que “el sistema está en peligro”.
El miércoles pasado, Forns dispuso la suspensión de las resoluciones del Ministerio de Energía que determinaron fuertes aumentos en las tarifas del servicio de luz y ordenó a la Compañía
Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) que se abstenga de aplicar los incrementos hasta tanto se realice la correspondiente audiencia pública.