“El testigo E no existe”

LLERAL NEGO QUE HAYA RECIBIDO DATOS SOBRE MALDONADO

El juez federal de Rawson, Gustavo Lleral, aseguró ayer que en la causa por la desaparición forzada de Santiago Maldonado “no existe” un “testigo E” y negó que haya recibido “datos certeros” sobre dónde estaba el cuerpo del artesano en el río Chubut.
“El testigo E no existe en el expediente. Nunca declaró ante sede judicial, nunca tuvo contacto conmigo ni con nadie de este Juzgado. Desconozco quién es el testigo E. Pudo haber declarado extrajudicialmente, como tantas personas que hablan tantas cosas de las cuales no sabemos si son verdad o mentira”, señaló el magistrado.
Rechazó así las versiones periodísticas que indicaron que el testimonio de un mapuche había sido clave para hallar el cuerpo, puesto que se trataba de la misma persona que había dicho primero que había visto cómo los gendarmes se llevaban a Maldonado del río Chubut, pero luego se desdijo y habría dado el dato preciso de la ubicación del cuerpo encontrado el pasado 17 de octubre.
Según subrayó Lleral, quien reasumió la investigación por la desaparición forzada del joven, delegada hasta hace unas horas en la fiscal Silvina Avila, “nadie aportó un dato certero que pudiera indicar dónde estaba Santiago Maldonado, ni indicó dónde realmente estaba”.
Por el contrario, el juez explicó que decidió ordenar el rastrillaje que dio con el cuerpo del joven platense en gran parte por “un testimonio que brindó el prefecto principal Leandro Antonio Ruata, rescatista y buzo con amplia experiencia, que aconsejó realizar un nuevo rastrillaje con más buzos y bomberos”.
“Se hizo en esa fecha porque fue luego de que con la comunidad se establecieran las condiciones para poder ingresar. Es decir, con la Prefectura, sin ningún tipo de arma u objeto intimidatorio. Ese fue el acuerdo”, aclaró en declaraciones al diario La Nación y a Página 12.
Y agregó: “Si hubiese tenido un dato certero, no habría puesto en riesgo a los bomberos ni a los prefectos, lo habría ido a buscar directamente.
Sobre la situación de la causa, Lleral ratificó que, “hasta ahora, lo único que se sabe es” que la autopsia arrojó “que el joven no tenía lesiones”, mientras que se espera el resultado de las pericias para determinar cuándo murió y por qué.

Apriete a abogado.
Carlos González Quintana, abogado de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), afirmó que algunos sectores buscan “encubrir al principal sospecho, que es el Estado a través de Gendarmería” en el caso de la muerte de Santiago Maldonado.
“Están intentando encubrir al principal sospecho, que es el Estado a través de Gendarmería”, afirmó González Quintana, quien denunció la “desaparición forzada” de Santiago Maldonado ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
En declaraciones a Radio 10, el letrado se refirió a las versiones acerca de que un testigo encubierto, conocido como “testigo E” habría sido clave para el hallazgo del cuerpo de Maldonado en el Río Chubut.
“Ese testimonio no está en el expediente del juez (Gustavo) Lleral y ni en el de la fiscal (Silvina) Ávila” , precisó el letrado.
El abogado también acusó a un periodista de un matutino porteño de amenazarlo para que “reconozca que he sido yo quien tomé ese testimonio del testigo E”.
Afirmó que se trata de un periodista que “trabaja sobre una hipótesis irreal, ficcionada, para confundir a la opinión pública”.
El periodista le “dijo: si vos no me reconocés, vas a tener consecuencias judiciales muy graves; fue un apriete inaceptable”.
“Esta denuncia se va a conocer porque es un hecho muy grave que un periodista esté coaccionado a un trabajador de Derechos Humanos para que diga lo que él quiere”, remarcó.

Papa.
Por otra parte, el Papa Francisco recibirá en diciembre en El Vaticano a los familiares de Santiago Maldonado. El Papa concedió una audiencia privada especial en la residencia de Santa Marta para los familiares de Maldonado, entre ellos, la madre y hermanos.
El encuentro había sido pedido por los familiares del joven, en particular por la madre, católica practicante, y se celebrará pocos días después de que el Papa regrese a Roma de un importante viaje a Birmania y Bangladés, programado entre el 27 de noviembre al 2 de diciembre. (NA)