“El unicato, difícil”

BARRIONUEVO Y LA UNIFICACION DE LA CGT

El titular de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, opinó ayer que ve difícil que la unificación de la central obrera de paso a una conducción única y sostuvo que ve posible que ésta sea liderada por un triunvirato.
“Estamos entusiasmados, después de tantos años de desencuentros”, dijo en declaraciones a radio Del Plata, aunque señaló: “Va a ser difícil el unicato, veo más posible un triunvirato”.
Más allá de las declaraciones de Barrionuevo, distintas versiones indican que la CGT podría tener una conducción integrada por cuatro dirigentes sindicales.
“Todos los sectores llegamos al acuerdo de que hay que darle lugar a otros compañeros”, agregó el dirigente gastronómico, en alusión a que no estarán en la conducción Hugo Moyano, Antonio Caló y el propio Barrionuevo.
Al hablar de su relación con Moyano, sostuvo que “siempre hubo distintos criterios porque él estaba muy ligado al kirchnerismo y yo nunca tomé ni un café con los kirchneristas”.
Agregó que “ningún gobierno tuvo los ingresos descomunales del kirchnerismo, y los dilapidaron” y al mencionar al actual gobierno dijo que “hay que darle tiempo, los que se fueron dejaron un gobierno destruido”.
“Al kirchnerismo no le reconozco nada. No me vengan con el matrimonio igualitario. No me vengan con cosas superfluas”, remarcó.
No obstante, expresó algunas críticas a la gestión macrista al señalar que “en Mar del Plata en 45 días cerraron 40 negocios gastronómicos”.
“El Gobierno ha jugado con fuego”, indicó respecto de las tarifas y dijo que el ministro de Energía, Juan José Aranguren ha cometido una “guasada, no entiendo cómo todavía no se fue. Fue alevoso”. (Télam)