El Vaticano descartó la visita del Papa en 2018

El Papa Francisco finalmente no visitará la Argentina en 2018, confirmó ayer el portavoz del Vaticano, Greg Burke, quien de esta forma puso fin a las especulaciones sobre un posible viaje a su tierra natal, que habían sido alentadas por el Episcopado.
“El Papa Francisco no tiene previsto visitar la Argentina el año próximo”, adelantó Burke al ser consultado sobre el tema por prensa argentina y de otros países.
Desde que fue elegido Papa en 2013, Francisco no ha vuelto a la Argentina, y de nuevo no ha incluido este destino en su agenda para el próximo año a pesar de que sí visitará otros países de la región.
El Sumo Pontífice tiene programado para el 2018 un viaje en enero a Chile y Perú y, por ahora, es el único confirmado que realizará a América latina.
El vocero del Vaticano recordó que en un videomensaje enviado hace un año a los argentinos, Francisco había explicado las razones por las que prefería visitar países pobres y olvidados o azotados por años de violencia, como acaba de ocurrir en Colombia, donde estuvo del 6 al 10 de septiembre pasados.
“El mundo es más grande que la Argentina y hay que dividirse. Dejo en manos del Señor que Él me indique la fecha”, explicó hace un año el Papa.
En ese mensaje, Francisco había reiterado su afecto por su país: “Para mí el pueblo argentino es mi pueblo, ustedes son importantes, yo sigo siendo argentino, yo todavía viajo con pasaporte argentino”, señaló.

“Patria al hombro”.
Pero también pidió a sus compatriotas que se pusieran “la Patria al hombro” y trabajar para lograr “esa cultura del encuentro que supera todas estas culturas del descarte que hoy en el mundo se ofrecen por todas partes”.
Francisco, de 80 años, desembarcará en cambio a finales de noviembre en Birmania y Bangladés para un inédito viaje a tierras budistas, escenario de un cruento conflicto con la minoría musulmana rohinyá, cuya defensa ha asumido el líder de los católicos.
El hecho de que el Papa descarte visitar la Argentina generó ríos de especulaciones, como las de carácter político, por su fría relación con el presidente Mauricio Macri.
Días atrás el arzobispo de la provincia de Buenos Aires, Mario Poli, había asegurado: “Estamos próximos a una visita del Papa”. Además, había hablado con sentido del humor de la inmensa expectativa que rodea esta visita, la que se estimaba podría producirse en un año no electoral. (NA)