El intendente de Humahuaca retiró su denuncia

El intendente de la ciudad jujeña de Humahuaca, Roberto Lamas, volvió sobre sus pasos y retiró ayer la renuncia que había presentado a su cargo, al igual que otros tres concejales, al tiempo que denunció coacción en su contra.
Lamas había presentado su dimisión luego de los incidentes del miércoles en la ciudad jujeña que provocaron un muerto, y estuvo a punto de ser tratada en el Concejo Deliberante, aunque por falta de quórum no hubo sesión.
“A veces, esta situación lleva a cometer algunos errores, pero el pueblo está de nuestro lado y quiere defender la institución municipal”, se retractó el intendente, quien finalmente no se reunió en la mañana de ayer con el gobernador jujeño Eduardo Fellner, tal como se había anunciado.

La decisión.
En declaraciones a Radio Cooperativa, Lamas afirmó que su reacción para renunciar “fue un compromiso ante gran cantidad de gente que la reclamaba bajo coacción y presión”, luego del enfrentamiento entre un grupo de vecinos e integrantes de la organización social Tití Guerra, que intentó usurpar tierras en la finca Urbino.
“Había un compromiso de que, si renunciaban los concejales, el intendente presentaba la renuncia. Así fue en ese momento, yo también la presenté en ese momento. Ellos (por los ediles) la retiraron y lógicamente yo también la retiro. En este momento estoy redactando la nota para retirar mi renuncia. No se puede exigir que se renuncie”, afirmó el intendente kirchnerista.

Pura política.
Para Lamas, “unos cuantos personajes politizaron todo esto, inclusive cantando que volviera el intendente anterior, coaccionan, ejercen coacción contra las autoridades legítimamente electas por el voto popular para que presenten su renuncia”.
El jefe comunal agregó que eran “personajes traídos de otros lugares para continuar con esta etapa de destrucción de la institución municipal, que viene realizando acciones firmes”.
“Pero vamos a salvar a Humahuaca de la situación en la que la hemos heredado”, se esperanzó. (NA)