El juez Baltasar Garzon en Córdoba

El juez español Baltasar Garzón sostuvo ayer aquí que el juicio que comenzará a fin de mes contra el ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército Luciano Benjamín Menéndez “es algo que se le debe a las víctimas”, y advirtió que tiene la sensación de que “la justicia funciona, aunque haya tardado tanto” en llegar. Junto al gobernador Juan Schiaretti y a la fiscal federal Graciela López de Filoñuk, el juez de la Audiencia Nacional de España -que investigó allí los crímenes ocurridos en la Argentina del que fueron víctimas ciudadanos españoles-, recorrió el centro clandestino “La Perla”, el máximo foco del terrorismo de Estado cordobés durante la dictadura. “Me encanta que (el juicio) se desarrolle con todas las garantías. Es algo que se les debe a las víctimas, es algo que siempre han pedido y es lo que se le va a otorgar”, dijo el magistrado en diálogo con la prensa.
Garzón se refirió así al debate oral que comenzará el próximo 27 de mayo para juzgar a Menéndez y a otros siete acusados de represión bajo los cargos de homicidio agravado, imposición de tormentos agravada y privación ilegítima de la libertad en perjuicio de Hilda Flora Palacios, Humberto Horacio Brandalisis, Carlos Lajas y Raúl Cardozo, ocurridos en diciembre de 1977. El juez español señaló que ahora, frente a este juicio, tiene “la sensación de que la justicia funciona aunque haya tardando tanto en hacerse realidad” y confió en que el Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba impartirá “un trato justo e igualitario como cualquier ciudadano, que ellos (los acusados) no brindaron”. En igual sentido se pronunció Schiaretti, al sostener que todos los testigos del debate oral tendrán garantizada la seguridad. (DyN)