El represor Mario Sandoval vuelve al país

El Tribunal de Apelación de París autorizó ayer la extradición a la Argentina del ex policía Mario Sandoval, acusado de crímenes contra la humanidad durante la dictadura cívico militar, pero solo por la desaparición del estudiante Hernán Abriata.
Según informó la agencia española Efe, el presidente de la Sala de Acusación, Jean Bartholin, señaló que “los elementos de implicación no eran suficientes” para justificar la extradición por los otros 601 casos por los que también reclamaba a Sandoval la justicia argentina.
La fiscalía francesa se había pronunciado en abril por extraditar al acusado únicamente por el caso Abriata, en el marco de la investigación por delitos de lesa humanidad ocurridos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA).
Bartholin precisó que en el caso de ser condenado en Argentina, la pena máxima que se le podría imponer es de 15 años, que es la que estaba prevista en 1976 en el Código Penal para los delitos relacionados con el sumario del joven estudiante desaparecido.
De esta forma, no se pueden dictar contra él las penas que la normativa actual contempla para el cargo de crímenes contra lesa humanidad.
El presidente dijo a Sandoval, de 61 años, que tiene cinco días para formalizar su recurso contra esta decisión ante el Tribunal Supremo.
El procedimiento ante el Supremo puede prolongarse durante varios meses y después todavía tiene que intervenir el Gobierno francés con la adopción de un decreto de extradición que puede ser recurrido de nuevo por el interesado ante el Consejo de Estado. De forma, la entrega del acusado a la Argentina tardará más de un año. (Télam)