Emergencia en Santa Fe

LA INUNDACION AFECTO LAS RUTAS

El gobierno de Santa Fe declaró ayer el estado de emergencia a raíz de la “complicada” situación provocada por las inundaciones en varias localidades provinciales, donde
más de 500 personas fueron evacuadas, hubo anegamiento de viviendas y campos, y se produjeron cortes de rutas.
El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, confirmó que los cascos urbanos más anegados son los de Rafaela, Ramona “con prácticamente la totalidad de la planta” inundada, Álvarez, María Teresa, Fighiera, Arroyo Seco y Villa Amelia, una localidad de unos 2.000 habitantes que está “totalmente bajo agua”.
Lifschitz advirtió que el temporal de lluvia y viento intenso que desde hace varios días azota a la provincia generó un “panorama complicado”, por lo que dispuso el estado de emergencia y evaluó con el Comité de Crisis solicitarle a la Nación partidas especiales para estas situaciones de contingencia.
El mandatario santafesino sostuvo que varios departamentos permanecen en alerta a raíz del pronóstico de lluvias fuertes “hasta el viernes, por lo menos”.
“Esto nos hace tener preocupación por cómo puede evolucionar la situación, teniendo en cuenta de que el suelo está muy cargado, las napas muy arriba y cualquier lluvia intensa puede producir efectos devastadores”, dijo en declaraciones al canal TN.

Daños.
El ministro de Desarrollo Social de Santa Fe, Jorge Álvarez, informó que el temporal de lluvia intensa con ráfagas de viento que superaron los 80 kilómetros por hora de el miércoles a la madrugada agravó la situación en varias localidades.
“En toda la provincia suman más de 500 las personas evacuadas y autoevacuadas de sus hogares”, precisó, y agregó que son extensas las hectáreas anegadas, hay rutas cortadas y hubo caída de árboles y postes del tendido eléctrico que dejaron sin luz a muchas
localidades.
Álvarez dijo a Radio Dos de Rosario que las localidades más afectadas fueron Villa Amelia, Coronel Domínguez, Acebal, Arroyo Seco, Pueblo Esther, Empalme Villa Constitución y los parajes La Vanguardia y Uranga.
En tanto, el ministro de Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, estimó que hay más de 150 mil hectáreas bajo el agua y consideró que la situación es “peor que en la crisis de emergencia
hídrica del año pasado”. (DyN)