En defensa del Cine Nacional

Representantes de la industria cinematográfica protestaron ayer frente a la sede del Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales (Incaa) tras el desplazamiento de su presidente, Alejandro Cacetta, mientras que el Gobierno continuó defendiendo su decisión y ratificó que no se aplicarán recortes en el área.
La convocatoria se sumó así a una primera reunión llevada adelante en el cine Gaumont el pasado jueves, luego de que se conociera la decisión del Ejecutivo de pedirle la renuncia a Cacetta, en medio de denuncias por irregularidades en el manejo de fondos públicos en la entidad.
En tanto, el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, rechazó que haya “una caza de brujas” en el Incaa y negó que el Gobierno tenga intención de reducir el aporte para el Fondo de Fomento Cinematográfico, como denunciaron los manifestantes.
“No queremos reducir los fondos de fomento del cine porque es una fuente de trabajo calificado, es parte de nuestra identidad cultural, y es un producto de exportación con valor agregado”, afirmó el ministro en declaraciones formuladas en la Casa Rosada.
Más temprano, la Asociación de Directores de Cine había dado a conocer a través de redes sociales un video en el que se alertaba sobre la posibilidad de que se produzcan recortes.
Del video participaron actores como Leonardo Sbaraglia, Natalia Oreiro, Graciela Borges, Giselda Siciliani, así como el músico y ganador del Oscar Gustavo Santaolalla y el director José Martínez Suárez.
“La semana pasada, nuestro instituto de Cine pasó a ser un organismo intervenido. La destitución del presidente del Incaa es una cortina de humo que esconde una operación. Detrás de esa cortina de humo mediática están los fondos del cine”, indicaron.
Por su parte, Avelluto también aclaró que “nunca” dijeron que el desplazamiento de Cacetta “fue encubrimiento de nada”, y precisó que hubo “irregularidades administrativas en mandos medios”.
Además, el funcionario reiteró que “el fomento del cine esta garantizado” y que “nadie esta imaginando ningún desfinanciamiento para la industria cinematográfica”.
“No existe en ningún lugar del Gobierno ninguna iniciativa destinada a reducir, eliminar, o poner en cuestión el fondo del ente cinematográfico que es la herramienta que tenemos los argentinos para apoyar y sostener a una industria”, agregó el ministro.

Causa.
La Justicia federal archivó una denuncia por posibles hechos de corrupción contra el ex presidente del Instituto Nacional de Cinematografía y Artes Audiovisuales Alejandro Cacetta el mismo día en que fue desplazado de su cargo.
Lo hizo el juez federal Luis Rodríguez, quien dispuso archivar una denuncia contra Cacetta y otros dos ejecutivos del Incaa, María Lucrecia Cardoso y Lisandro Teszkiewicz.
Se trataba de una denuncia anónima hecha en febrero de 2016, en la cual se acusaba a los tres de haber conformado comités de selección para calificar los proyectos que aspiraban a obtener beneficios crediticios “y de ese modo administrar fraudulentamente el Fondo de Fomento Cinematográfico”.
Pero el juez valoró que todas las medidas tomadas por Cacetta habían sido adoptadas “para no generar daños irreparables de la industria del cine”. (NA)