En diciembre la actividad económica cayó 6.4% y la industria 9.6%

En diciembre la actividad económica cayó 6.4%, un nivel menor al que el INDEC registró para noviembre, del 7.5%, según un informe distribuido hoy por la consultora Orlando Ferreres.

El nivel general de actividad terminó así el año con una variación negativa acumulada de 2.1%. Asimismo, la medición desestacionalizada observó una baja mensual en la actividad de 0.1%.

En el último mes del año, la dinámica estuvo signada por la baja del 9.6% registrada en la Industria Manufacturera (sumamente afectada por las paradas de planta de la industria automotriz) y por el desempeño del segmento del Comercio.

En este sector, la caída alcanzó el 5.3% en el canal minorista, mientras que en mayorista la contracción fue del 12.7%.
Sobre ello, hay que sumar las bajas reportadas en la Construcción y en el rubro de Electricidad, Gas y Agua, el cual estuvo condicionado por la merma de la generación térmica.

Es importante aclarar que los resultados de diciembre se vieron matizados por el desempeño de las actividades primarias, destacándose el sector agrícola, apoyado especialmente en la campaña de trigo.

Asimismo, en el cuarto trimestre la merma de la economía alcanzó el 6.2% con relación al mismo período del 2017, mientras que la caída respecto al período julio-septiembre fue del 2%.

En diciembre la generación eléctrica registró una caída de 11.2% anual, en consonancia con la baja demanda (-10.1%) atribuida a la menor actividad industrial y a las menores temperaturas registradas durante diciembre de 2018 en relación a igual mes de 2017.
De esta manera el sector en su conjunto observó una merma de 5.8% interanual, terminando el año con un leve crecimiento de 0.6%.

Diciembre presentó números negativos para la actividad comercial por octavo mes consecutivo, siendo la caída en esta oportunidad de 8.8% anual.
En detalle, el comercio mayorista registró una baja de 12.7%, mientras que los minoristas se contrajeron en 5.3%. En el cierre del año, el comercio acumuló una baja de 3.1%, revirtiendo el buen comienzo exhibido en los primeros meses.
La caída de la demanda interna, que comenzó a hacerse evidente durante la segunda mitad del año, afectó tanto la rama minorista como la mayorista, a su vez doblemente impactada por la devaluación.

La producción industrial cerró un muy mal año marcando una caída de 9.6% en diciembre.
Los sectores que presentaron las mayores bajas fueron el automotriz (-38.5%), la producción de metales básicos (-18.9%) y de minerales no metálicos (-16.8%), y la elaboración de bebidas (-12%).
De esta manera, la industria manufacturera anota una contracción de 4.7% para el acumulado de 2018, en un año marcado por la caída del sector del crushing y de maquinaria y equipo. (NA)