Inicio El Pais "En este caso, disentimos amargamente"

«En este caso, disentimos amargamente»

MUJERES ORIGINARIAS DE BOLIVIA LE RESPONDIERON A RITA SEGATO

«Antes que feministas mujeres poderosas del arco iris», así se titula el comunicado que lanzó el movimiento de mujeres de los territorios ancestrales en Bolivia, luego de las declaraciones que realizó la antropóloga Rita Segato acerca del golpe de estado en el país hermano.
En la entrevista realizada este miércoles en Radio Deseo, emisora de Mujeres Creando, la antropología opinó que «Evo cayó por su propio peso. Él incurrió en acciones a lo largo del tiempo, y sobre todo más hacia el presente, que le causaron un quiebre de la credibilidad y luego un quiebre de la gobernabilidad».

«Disentimos amargamente».
Las mujeres de los territorios ancestrales plantean: «Las warmis, zomo, mujeres del Sur, mujeres de los territorios ancestrales entregamos nuestra palabra florida en apoyo al Presidente Evo Morales Ayma, quien por el voto popular sigue siendo presidente del Estado Plurinacional de Bolivia». También señalaron: «Rechazamos su afirmación de que «Evo cayó por su propio peso» por falaz, más de 45% de los votos es ¿no tener peso? Romper las reglas del constitucionalismo tiene más peso que sostener un régimen democrático? Ud pesó las balas que están masacrando a nuestros hermanos? A nosotros nos pesan las muertes de nuestra gente».
Respecto a la figura de Rita Segato, expresaron que «tiene eco en el feminismo (¿blanco?) en el cual no nos reconocemos, por lo cual manifestamos nuestro profundo desacuerdo con la posición que Ud. ha tomado respecto a la restauración neoliberal golpista en Bolivia» y puntualizaron en que «su voz no es cualquier voz. Plantea la vanguardia en la discusión en los círculos intelectuales y feministas en Argentina. Es por eso que en este caso Rita, disentimos amargamente y lo debemos hacer públicamente».

Binarismo.
Durante la entrevista Segato remarcó que «la crítica al binarismo es también una crítica que vale para pensar la política, porque en el fondo hay un razonamiento binario al que le he llamado la mochila de la guerra fría, la bipolaridad del mundo característico de la Guerra Fría en que se pensaba solamente en términos de bien o mal y ahí se cancela toda capacidad de razonar con sofisticación y con acuerdo a la realidad».
Por eso las mujeres respondieron: «Lo peligroso de los discursos «no binarios», como lo plantea es que terminan asimilando a dos posiciones contrarias como si fueran equivalentes. Para una mujer indígena que vive el machismo y la violencia en su vida cotidiana, no es lo mismo encontrarse con un servicio de salud laico y respetuoso de la salud ancestral que encontrarse con médicos antiderechos, que sojuzgan». Y agregaron: «Eso fue la Bolivia Plurinacional. No tendríamos por qué explicar que la redistribución de la riqueza genera otro escenario para la lucha y la liberación de género. Eso no lo logró ningún movimiento indígena despolitizado ni neutral en Latinoamérica. Lo logró el neoconstitucionalismo que engendró Evo refundando el Estado Colonial a Estado Plurinacional».

Eufemismo.
Segato manifestó: «Mi lectura es que si se da en este momento presente un golpe de Estado, ese golpe de Estado es de una nueva modalidad, un nuevo tipo, y se da después de un vacío de poder, originado en la pérdida de apoyo de la figura de Evo por sectores muy amplios de la población. Fue un golpe oportunista que entonces sucede a posteriori de ese vacío de poder».
Por lo contrario, las mujeres contestaron que «nos preocupa que los argumentos que Ud expone para plantear «nuevas retóricas», brindan un hermoso camuflaje, un eufemismo para el discurso racista que persiste en los sectores que la escuchan. De repente, muchas personas que no conocen «con el cuerpo» la realidad de una mujer originaria, niegan el golpe de Estado, lo plantean como fatalidad anunciada y ubican a Evo como el patriarca. ¿No será mucho?».

«Chabacan».
La antropóloga finalizó la entrevista diciendo que «Deberíamos comenzar a generar una retórica de valor a otra forma de valor que se distingue mucho a la gestión de los caciques.» Como respuesta, en el comunicado aclararon que «suena muy bonito. Preguntamos: ¿Le ha pasado en el cuerpo esa gestión de los caciques? Nosotras hemos visto, hemos sentido el sabor amargo de esa secuela de la conquista. Nuestros hombres han tomado lo peor del machismo colonial. Hemos construido no sólo retóricas, sino resistencias, re-existencias a la dominación machista en las naciones preexistentes y en cada uno de los espacios que el despojo nos colocó. Pero ubicar a Evo como el símbolo del patriarcado es demasiado chabacan».
Así también aseguraron que «es mucho más sencillo analizar Bolivia de lo que Ud piensa. Su regodeo intelectual la nubló. ¿Quién lo llevó a cabo y con qué fin al Golpe? Son dos preguntas que ordenan nuestro sentipensar».
Finalmente concluyeron: «Hablamos desde nuestras propias lenguas y ahora escribimos con la lengua del conquistador para que Ud nos lea. Antes que feministas, mujeres poderosas del arco iris, complementarias de nuestros hombres feministos que dan el buen combate». (Radiografica.org.ar)