Encerrados en la toma

RESISTENCIA EN UNIVERSIDAD DE LAS MADRES

A cuatro días de que el gobierno nacional interviniera la Universidad de Madres de Plaza de Mayo, el interventor designado Javier Buján aún no pisó el edificio, pero envió una carta para dar aviso de una convocatoria para docentes y representantes de claustro para la semana próxima. Mientras tanto, los estudiantes -que no fueron convocados por Buján en su carta- docentes y trabajadores continuarán la toma pacífica de la casa de estudios y denunciaron que quedarán encerrados durante todo el fin de semana. “Hacemos responsable al gobierno nacional por la integridad física” de quienes sostienen la protesta, advirtieron desde Madres.
La expectativa de los estudiantes y docentes era que Buján se presentara finalmente ayer en el Instituto Universitario Nacional de Derechos Humanos Madres de Plaza de Mayo (Iunma), en el que fue designado por los ministros de Justicia, Germán Garavano, y Educación, Esteban Bullrich. Sin embargo, el interventor decidió esperar una semana más y anunciar a una convocatoria a docentes y representantes de claustro, informó Infonews.
En la carta enviado a la comunicada educativa, Buján fijo cuatro prioridades: sostener la educación pública y gratuita, garantizar la titulación de las carreras que se cursan, en los primeros dos puntos, “buscar alternativas urgentes para paliar la necesidad de espacios para el ejercicio de la actividad docente” y, como último punto, “establecer mecanismos de regularización para normalizar situación de haberes docentes y no docentes”.
Los docentes de la Universidad de las Madres denunciaron desde el año pasado el recorte presupuestario que el Gobierno decidió para la casa de estudios, que pasó de 98 millones en 2016 a 23 millones en 2017.