Encontró 20.000 pesos y 4.000 dólares e inició una búsqueda para devolverlos

Una vecina de Sierra de los Padres encontró en la calle 20.000 pesos y 4.000 dólares en una bolsa, y luego de publicar el hallazgo en su cuenta de Facebook se contactó con la dueña, quien al mismo tiempo había hecho desde Mar del Plata un pedido desesperado por esa red social donde señalaba que el dinero extraviado estaba destinado a la operación de su hija, enferma de leucemia.
Catalina, quien prefirió preservar su apellido, vive en la localidad serrana situada a 15 kilómetros de Mar del Plata y publicó el hallazgo el viernes último en su muro de Facebook: “Acabo de encontrar bolsa grande con $20.000 y algo más. Por favor si alguien les comenta que perdió esa suma y puede acreditar que es suya, detallando color y ese algo más que contiene dentro, comuníquense conmigo”.
La mujer había encontrado la plata cerca de la iglesia del barrio, mientras les daba de comer a unos perros de la cuadra.
“Cuando me acerqué a uno de los perros, que tiene una pata lastimada, vi tirada a un costado una bolsa roja como las que se usan para residuos en los hospitales”, contó Catalina a Télam.
“Nunca toco basura, pero agarré la bolsa para tirarla en otro lugar, y la abrí sin saber qué iba a encontrar. Vi toda esa plata y unos papeles todos borroneados, como mojados, imposibles de leer. Eran de una historia clínica. Y había una foto de una nena”, recordó.
“Si no hay ninguna documentación, la plata es tuya”, fue lo que le dijo una amiga abogada a la que le comentó el hallazgo.
“Pero para mí, la plata simplemente no era mía. Así que decidí publicarlo. Si no aparecía el dueño en una semana, la iba a donar a un comedor o a un refugio para perros”, dijo.
Catalina recibió decenas de comentarios por Facebook que elogiaban su honestidad, también muchos mensajes privados, que solo ella podía leer: “Me escribieron más de 1.000 personas que me decían que ellos habían perdido la plata, que era una bolsa blanca, una bolsa negra, y un montón de detalles falsos. Todavía me quedan como 500 mensajes sin leer de supuestos dueños”.