“Era una locura tenerlo al lado”

DETUVIERON A UN OFTALMOLOGO CONDENADO POR ABUSO EN 2014

Uno de los hijos de Fernando José Bustince, el oftalmólogo condenado en 2014 por abuso sexual agravado de dos de sus hijos cuando eran menores de edad y quien fue detenido en las últimas horas por incumplir una restricción perimetral, dijo que “fue una locura que la justicia nos obligara a tener a este tipo al lado todos los días y soportar sus amenazas”.
Fernando Bustince vivía en el country Fincas de Iraola, en Berazategui, al igual que su ex esposa e hijos, quienes se lo cruzaban allí, ya que a pesar de contar con condena ratificada en la Corte Suprema bonaerense, permanecía en libertad con la restricción de acercamiento.
“No cumplió un minuto su condena y la policía nunca hizo caso cuando lo denunciábamos. Recién ayer (por el viernes) nos escucharon porque era una locura tener a este tipo al lado todos los días”, afirmó Santiago Bustince, quién aseguró que también fue víctima de los abusos aunque la condena fue por los ataques a sus hermanos, Catalina (16) y Martín (17).
Tras relatar que “nos obligaron a verlo todos los días y vivir un calvario”, el joven reveló que el caso se viralizó en las redes cuando él lo contó el mismo día en que Thelma Fardin acusó a Juan Darthés de haberla violado cuando tenía 16 años durante una gira en Nicaragua.
“Mi hermano se lo cruzaba en el gimnasio y volvía llorando, me venía a ver a los partidos de fútbol y nos sonreía cínicamente. A mi hermana la perseguía por el barrio y le decía cosas, le tocaba bocina cuando salía con sus amigas y amenazaba a mi mamá y a mi abuelo”, detalló Santiago.

“Repudio de vecinos”.
El oftalmólogo fue detenido en la medianoche del viernes en un operativo a cargo de la Dirección de Investigaciones de Quilmes, luego de que el TOC 5 diera la orden por pedido de la fiscal Mariel Del Valle Calviño. El hecho se produjo en medio del repudio de los vecinos que “abuchearon al detenido”.
Bustince fue condenado a cinco años y medio de prisión el 3 de noviembre de 2014 por abuso sexual agravado a sus hijos cuando eran menores de edad, pero nunca estuvo preso.
“Ahora finalmente va a cumplir su condena. Fue una pelea contra el sistema que permitió todo tipo de chicanas. Ni él lo debe poder creer”, aseguró el abogado de la familia Juan Pablo Gallegos, quien actuó también en la querella contra el cura Julio César Grassi.
Gallegos detalló que el médico detenido es hijo de un juez y que su hermana, María Marta, es funcionaria del fuero de familia de la provincia de Buenos Aires y recalcó que “tiene mucha influencia en Quilmes y en el sur del conurbano”, a lo que atribuyó su permanencia en libertad.
“Sus influencias explican el calvario de estos chicos y de ex esposa, a quienes se les exigió que vivieran con este hombre violento en el mismo country mientras tenía condena firme, pero simuló discapacidad con un certificado que vamos a comprobar que es trucho”, indicó el abogado. (Télam)