“Es hora de contribuir con creatividad”

EL PRESIDENTE MACRI DIO SU PRIMER DISCURSO ANTE LA ONU

El presidente Mauricio Macri destacó ayer, en su primer discurso ante los líderes del mundo reunidos en la Asamblea General de la ONU, la vocación argentina de ser parte de la agenda global, llamó al Reino Unido al diálogo para “solucionar amigablemente” la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, reafirmó la decisión argentina de abrir sus puertas a refugiados sirios y agradeció el apoyo recibido por la canciller Susana Malcorra en su candidatura hacia la secretaría general de ese organismo.
“Miramos los objetivos de desarrollo sostenible y nos enorgullece que nuestras prioridades de gobierno estén alineadas con las de la sociedad internacional”, dijo el Jefe de Estado argentino en su primer mensaje ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, que inicia el 71 período de sesiones ordinarias.
En este sentido, el mandatario afirmó que los argentinos están “listos para entrar al siglo XXI” y asumir su “rol en la sociedad internacional”, y llamó a los países que aún no lo hicieron a suscribir el Acuerdo de París para combatir el cambio climático, que Argentina ya firmó pero que requiera de la adhesión de al menos 26 países más para que pueda entrar en vigencia.
El mandatario, que habló en séptimo lugar luego de Qatar y antes de Eslovaquia, asumió en este marco la vocación cooperativa y pacífica de Argentina, y confió en alcanzar “una solución definitiva al diferendo con el Reino Unido por la soberanía sobre las Islas Malvinas”.
Luego, el Presidente se dirigió al secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, y abogó por que el organismo siga apostando a “tender redes y puentes “, y dijo: “Cuenten con la Argentina, tenemos mucho para decir y para hacer”.
“Es hora de contribuir con toda nuestra creatividad y voluntad política para hacer realidad la meta de Naciones Unidas de lograr una vida mejor”. subrayó.

Refugiados.
En este marco, el Presidente confirmó la “ampliación de la recepción de refugiados de Siria y países vecinos, privilegiando grupos familiares con niños”, y dijo que la idea del gobierno es “ir incrementando gradualmente la capacidad de recepción” de refugiados, que empezará siendo de 3.000, en la medida que llegue “el acompañamiento financiero, la asistencia técnica y el apoyo logístico internacional”, indicó.
“Las imágenes de las que somos testigos nos duelen y nos preocupan. La realidad pide que hagamos algo más”, reflexionó Macri.

Gobernabilidad.
El mandatario también habló de la necesidad de entender que la gobernanza global en el siglo XXI “no es exclusividad de algunos países o regiones”, sino que “concierne a todos”, y, por eso, dijo que no hay que perder de vista el primer principio de las Naciones Unidas que es “la igualdad soberana de todos sus miembros”.
“Un mundo con más voces es un mundo más justo”, aclamó Macri, al tiempo que abogó por “continuar edificando un sistema basado en reglas claras que reflejen la diversidad y la pluralidad, y faciliten los consensos”.

Argentina.
En cuanto a la contribución de Argentina al escenario internacional, recordó el trabajo que hacen los Cascos Blancos en zonas de conflicto mundial, como en un campo de refugiados de Líbano.
También, el Presidente mencionó con orgullo que Argentina impulsó “avances en derechos humanos, humanitario y solución pacífica de conflictos”, y dijo que, ahora, el país tiene tres objetivos como horizontes: avanzar en alcanzar la meta de pobreza cero, derrotar el narcotráfico y unir a los argentinos a través del diálogo, respetando la ley el fortalecimiento de la democracia.
“Nuestra primera meta es avanzar hacia la pobreza cero. No podemos aceptar que en un país como el nuestro, que es una potencia productora de alimentos, haya personas pasando hambre”, dijo, y marcó su compromiso para lograr un país con “igualdad de oportunidades, donde cada argentino pueda desarrollar su potencial”.
En cuanto al narcotráfico, dijo que se requiere trabajar en una “agenda integral basada en los derechos humanos, y concentrada tanto en la oferta como en la demanda”, porque, indicó, “el narcotráfico está relacionado a las adicciones, y la violencia asociada al crimen organizado”.
En cuanto a la tercera meta, Macri dijo que tiene que ver con “la calidad del liderazgo político” y, en ese sentido, dijo que éste “se mide por la capacidad de construir puentes y crear confianza”.
(Télam)

Compartir