Escalada represiva en Jujuy

PARO CON HERIDOS EN EL INGENIO LEDESMA

Los trabajadores del ingenio Ledesma en Jujuy iniciaron ayer un paro por tiempo indeterminado y a media mañana fueron reprimidos con gases y postas de goma, en el marco de una medida de fuerza resuelta el miércoles por una asamblea que rechazó por “insuficiente” la última propuesta salarial de la empresa.
“Tenemos unos 80 compañeros que han quedado adentro de la planta, detrás del cordón policial, casi todos con impactos de balas de goma disparados a quemarropa por la Guardia Infantería”, dijo a Télam tras la represión Rafael Vargas, secretario general del Sindicato de obreros y empleados del Ledesma (Soeail).
Por su parte, el jefe de prensa del Ledesma, Ignacio Duelo, sostuvo que “en la refriega, que ya terminó, hubo cuatro policías heridos a piedrazos y tres gremialistas, entiendo que por balas de goma”.
“La gente quedó muy molesta con la tremenda represión, por eso actualmente se está haciendo un corte sobre la ruta nacional 34, en el acceso sur a la ciudad”, relató a primera hora de la tarde Vargas y explicó que podrían adoptarse otras medidas en una nueva asamblea.
El sindicalista afirmó además que “el gobierno, que todavía no puede garantizar seguridad en toda la provincia, si pueda garantizar cuidar de los capitales privados de tamaña empresa”.

Fotos y videos.
La denuncia sindical fue respaldada por fotos y videos subidos a las redes sociales, en especial por prensa Soeail y numerosos trabajadores del ingenio.
Vargas relató que la represión policial se desató cuando un importante número de huelguistas se dirigían “en forma pacífica” hacia la planta de gas, en el interior del predio del Ledesma.
Duelo dio en este punto parcialmente la misma versión y agregó que la Guardia de Infantería se situó en el segundo de cuatro portones internos que deben trasponerse hasta llegar a la planta de gas y desplegó “un cordón preventivo para que (los huelguistas) no ingresaran a propiedad privada”, es decir, a las instalaciones de la planta industrial del ingenio donde trabajan.
“Me dicen que el paro arrancó con poca adhesión y por eso ellos quieren entrar a un ámbito de propiedad privada y bloquear la planta de gas, como lo hicieron en (medidas de fuerza de) años anteriores y por lo que hay causas penales contra Vargas” iniciadas por la empresa, declaró el portavoz patronal a esta agencia.

Raúl Noro.
El periodista Raúl Noro, esposo de la encarcelada dirigente social Milagro Sala, fue detenido ayer tras presentarse espontáneamente en los tribunales de Jujuy y quedó alojado en el hospital Pablo Soria de la capital provincial por causas de salud.
Noro se presentó voluntariamente ante el juez Isidoro Cruz en el marco de la causa denominada “Pibes Villeros” en la que se investiga a cooperativas integradas a la Red de Organizaciones Sociales, por el supuesto desvío fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales. (Télam)

Compartir