“Escrache” por despidos

Unos 600 trabajadores lucifuercistas realizaron ayer un “escrache” a la empresa Edesur y prendieron gomas frente a su sede de San José y Alsina en rechazo del anuncio patronal de producir 200 cesantías de contratados y en demanda de un inmediato aumento salarial.
Los trabajadores se concentraron ayer de forma sorpresiva frente a la sede central de la compañía y, al ritmo de bombos y redoblantes, insultaron a los directivos y quemaron neumáticos en rechazo de la decisión de producir dos centenares de despidos.
Ante una nutrida presencia policial, los trabajadores lucifuercistas entonaron cánticos en rechazo de la determinación patronal y exigieron “la reapertura de las paritarias”.
La empresa anunció ayer la desvinculación de 200 empleados contratados en plena vigencia del período de conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo hasta el 4 de agosto próximo, por lo que la conducción sindical adelantó que si “la patronal persiste en su actitud habrá paro general”.
El titular de la filial porteña del sindicato, Rafael Mancuso, anunció una huelga para hoy, luego de que la firma decidió cesantear a 200 trabajadores contratados, y consideró la posición de la compañía como “una burda provocación, ya que el gremio cumple la conciliación obligatoria dispuesta por la cartera laboral, en el marco de la cual se aprovechan de su buena fe”.
El dirigente opinó que ante tamaña realidad “no queda otro camino que realizar un paro”

Compartir