Estaciones de servicio no tienen nafta

LOS CAMIONEROS ACATARON LA CONCILIACION OBLIGATORIA DEL MINISTERIO DE TRABAJO

El tardío acatamiento de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo en el conflicto de la rama combustibles del gremio camionero provocará desabastecimiento hasta la medianoche del sábado o la mañana del domingo, según confirmaron las fuentes gremiales.
La cartera laboral dictó anoche la conciliación obligatoria por un período hábil de diez días y comunicó la decisión al gremio que, sin embargo, hasta bien entrada esta tarde no la había acatado.
Anoche continuaban los problemas de desabastecimiento de combustibles como consecuencia del acatamiento tardío de la medida, por lo que habrá inconvenientes para abastecer en tiempo y forma a las estaciones de servicio, en especial en el interior del país y el Gran Buenos Aires, aseguraron esos voceros gremiales.
“No puede realizarse de forma inmediata, luego de un paro, el ingreso de los trabajadores a las plantas, la toma del servicio, los cambios naturales de turno, la recepción de boletas correspondientes para la carga y los destinos de distribución. Eso lleva tiempo, por lo que se verá afectado el abastecimiento hasta mañana o el domingo, en especial en el interior”, aseguraron.

Federación de Camioneros.
La Federación Nacional de Trabajadores Camioneros había decidido un paro de 48 horas en la rama combustibles -que luego amplió a la de recolección de residuos y barrido- en demanda de un aumento salarial del 42 por ciento en paritarias, la modificación del impuesto a las ganancias y un bono compensador por ese tributo.
“El sindicato no reclamó un monto determinado para ese bono compensador, que debe suplir la quita de dinero a los trabajadores como consecuencia de la aplicación de ganancias. El gremio otorgó a los empresarios la posibilidad de que propongan una suma razonable para comenzar las negociaciones”, explicó Sergio Jerez, secretario de la rama combustibles.
El dirigente sindical señaló que la organización acató la disposición ministerial, aunque también sostuvo que no obstante “la buena predisposición de los trabajadores, es imposible cumplir todo el proceso de carga en una hora o dos, por lo que es más que probable que continúe durante algún tiempo el desabastecimiento”.

Moyano.
En idénticos términos se expresó el secretario adjunto del gremio, Pablo Moyano, quien el viernes a la tarde viajaba a Mar del Plata, luego de dejar en manos de Jerez la tarea de normalización de la situación.
Moyano (h) había anunciado el jueves que al paro nacional de 48 horas de la rama combustibles se habían sumado los trabajadores de recolección de residuos y barrido con “una retención de tareas”.
De forma previa al dictado de la ley 14786 de conciliación obligatoria por parte de la cartera laboral, Moyano (h) -quien aspira a conducir la futura CGT unificada apoyado por varias decenas de organizaciones gremiales- había señalado que a esas protestas también se sumarían con el correr de los días los camioneros de las ramas de caudales, bebidas, alimentos y aguas gaseosas para el caso de que no hubiesen “respuestas positivas”.
El sindicalista negó que el conflicto sea “político” y expresó que camioneros “siempre estuvo en la calle defendiendo a los trabajadores, como por ejemplo ocurrió con cinco huelgas realizadas durante el gobierno anterior en rechazo de ganancias”.
“A muchos trabajadores camioneros se les descuenta entre 5 y 17.000 pesos mensuales por la aplicación del nefasto tributo. ¿Y todavía preguntan por qué estamos en la calle?”, dijo Moyano.
Trabajo había asegurado que enviaría inspecciones para corroborar el cumplimiento de la conciliación obligatoria, aunque los camioneros no la acataron de todas formas hasta esta tarde.
La Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), con cuyas autoridades el gremio negocia paritarias, fue notificada del dictado de la conciliación obligatoria a través de la Disposición 19 de la cartera laboral y aguardaba ayer que el gremio la acatara para evitar “los perjuicios del paro”, afirmó en un comunicado. (Télam y NA)

Cancelación de vuelos
Miles de pasajeros sufrieron durante toda la jornada suspensiones o cancelaciones de vuelos en más de 30 aeropuertos del país, a raíz de un paro de controladores aéreos afiliados a ATE.
A raíz de este conflicto, las terminales aérea no pudieron operar con normalidad y recién por la noche comenzaron a normalizarse los vuelos internacionales de American Airlines desde ciudades estadounidenses hacia Buenos Aires.
La medida de fuerza, que se inició el viernes a las 6.00 y se extenderá todo el sábado, provocó numerosas demoras en las partidas de los aviones, además de cancelaciones durante toda la jornada.
Hasta las 13.00, se habían cancelado 24 vuelos en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza y el Aeroparque Jorge Newbery, entre partidas y llegadas, pero luego hubo menos trastornos ya que con los cambios de turno se ubicaron en sus puestos controladores de vuelo no afiliados a ATE.
A la protesta adhirieron los controladores aéreos y otros empleados de las áreas técnicas de las terminales, en rechazo a un nuevo convenio colectivo creado sin consulta previa a ATE.
En lo que refirió a vuelos domésticos que debían partir desde el Aeroparque Jorge Newbery, los mayores problemas se presentaron con los aviones con destino a Salta, Jujuy, Resistencia, Posadas y El Calafate, donde el paro de los controladores fue total y, si bien los vuelos podían arribar a esas estaciones aéreas, posteriormente no podían despegar.

Compartir