Etchecolatz, otra vez en el banquillo

El ex comisario Miguel Etchecolatz comenzó ayer a ser juzgado en un nuevo proceso oral y público por crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura, en el que una joven hija de desaparecidos se desnudó para reclamarle al represor por el paradero de sus víctimas.
El represor, de 88 años, ya fue condenado en seis ocasiones por delitos similares y actualmente continúa cumpliendo sentencia a prisión perpetua en el penal de Ezeiza.
Los hechos que se investigan ahora se produjeron en las dependencias de la Comisaría 1 de la localidad de Monte Grande y en la ex-División Cuatrerismo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, del partido de La Matanza, en las inmediaciones de la intersección de la Autopista Ricchieri y Camino de Cintura.

Tormentos y muertes.
El ex policía y represor está acusado puntualmente por la privación ilegítima de la libertad y la aplicación de tormentos contra, al menos, 99 ocasiones, tres de las cuales terminaron en muerte por parte de las víctimas.
Los crímenes fueron cometidos “desde noviembre de 1974 y hasta febrero de 1977” (en Cuatrerismo-Brigada Güemes) y “desde julio de 1976 hasta octubre de 1978” (en la comisaría de Monte Grande), precisó el Centro de Información Judicial (CIJ).
El Tribunal Oral Federal 6 de la Capital Federal, integrado por los jueces Fernando Canero, Julio Luis Panelo, José Martínez Sobrino y Guillermo Yacobucci, es el encargado de llevar adelante el proceso judicial. (NA)