Inicio El Pais Excarcelan a Boudou

Excarcelan a Boudou

EL TRIBUNAL CONSIDERO QUE NO HAY RIESGO DE FUGA

El Tribunal Oral 4 aprobó el pedido de excarcelación presentado ayer por la defensa del ex vicepresidente Amado Boudou y ordenó su libertad en fianza por la causa de la ex calcográfica Ciccone, por la que había sido condenado a 5 años y 10 meses de prisión. La medida es bajo el pago de una caución de 1 millón de pesos e incluye el uso de una tobillera electrónica.
La defensa de Boudou había planteado el lunes que le concedieran al funcionario su excarcelación o mínimamente prisión domiciliaria con tobillera electrónica, luego de que el juez federal Ariel Lijo procesara el viernes a otros imputados en la causa sin prisión preventiva, a diferencia de la resolución que tomó con el funcionario en diciembre de 2017.
Los abogados se ampararon en la resolución que tomó Lijo cuando decidió procesar al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray y a la ex titular de la Casa de Moneda Katya Daura sin enviarlos a prisión por considerar que no había posibilidades de entorpecer la investigación. Sobre este último punto basaron el recurso que hoy aprobaron las juezas Gabriela López Iñíguez y Adriana Palliot. Votó en disidencia Néstor Costabel.
Las juezas recordaron en su fallo que «en nuestro Estado de Derecho rige el principio de permanencia en libertad» durante un proceso penal. «El encarcelamiento sin condena firme solo puede aplicarse excepcionalmente, y cuando se considere que existe en el caso concreto peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación», manifestaron en su voto en mayoría. Y enviaron un fuerte mensaje: «A la luz de nuestra realidad carcelaria, evitar el uso abusivo de la prisión preventiva debe ser un principio rector de la magistratura.»
«En definitiva, cuando se observa la conducta procesal de Amado Boudou en este y en otros procesos penales, no se encuentra la existencia de un riesgo procesal a la altura de lo que la Corte Federal exige, esto es, un riesgo cierto en el caso concreto, fundado en circunstancias objetivas y como única posibilidad de lograr el sometimiento al proceso y la realización de la ley penal sustantiva», indica el texto de la resolución judicial.

Delitos.
El mismo tribunal le había negado la excarcelación a Boudou en agosto, a la semana de haber dictado su condena. Boudou fue hallado culpable por el tribunal de los delitos de cohecho y negociaciones incompatibles con la función pública, pero los jueces habían requerido su detención inmediata en el penal de Ezeiza tras la lectura de la sentencia, a pesar de que el fallo no estaba firme.
Los magistrados acusaron a Boudou de haber adquirido el 70 por ciento de las acciones de la quebrada compañía encargada de la impresión de papel moneda y luego impulsar su salvataje, mientras era ministro de Economía. El ex funcionario siempre negó la imputación y ratificó dicha postura durante su alegato final. Ante el tribunal, afirmó que «jamás» negoció por él o a través de terceras personas la compra de la ex Ciccone y señaló que durante el juicio se «invirtió la carga de la prueba».

Defensa de Jorge Brito
Luego de que el juez federal Ariel Lijo procesara al banquero Jorge Brito y al ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray en el marco de la causa «Ciccone II», desde el entorno del empresario desligaron las acusaciones por las que, según entendió el magistrado, se financió irregularmente a la calcográfica en quiebra durante la gestión kirchnerista.
Tras conocerse la decisión judicial, desde el entorno del empresario afirmaron que la «única supuesta prueba que pesa contra él, y de hecho fue recién a partir de eso que se lo convirtió de testigo en imputado, es la declaración de Vandenbroele». Y aseguraron que «las dos declaraciones son bastante diferentes en cuanto a los detalles pero, principalmente, en lo que hace a Jorge Brito tienen el mismo defecto: no se trata de hechos que Vandenbroele haya presenciado sino simples suposiciones suyas».
Y agregaron que «siempre que Vandenbroele declaró en relación a Jorge Brito dijo que no le constaba sino que se lo había dicho Jose Maria Nuñez Carmona». (Pagina12.com)