Falleció el historiador y escritor Osvaldo Bayer

Osvaldo Bayer murió hoy lunes, según informó su hija Ana a través de su perfil de Facebook hace una hora atrás.

“Una noticia muy triste. Falleció mi papá”, escribió la mujer en tres publicaciones distintas que decían lo mismo pero en tres idiomas: español, italiano y alemán.

Según el diario Página 12, donde Bayer supo escribir varios artículos periodísticos en la década del ´80 cuando volvió a la Argentina después de haber estado exiliado en el exterior para escapar de la dictadura cívico-militar, el historiador tenía 91 años de edad.

Su compromiso con las luchas obreras, campesinas y de los pueblos originarios fue un sello característico de toda su carrera.

Su obra más conocida “La Patagonia Trágica”, se basó en la investigación de una represión ocurrida en los años 1920 y 1921 en el Territorio Nacional de Santa Cruz cuando un grupo de obreros anarcosindicalistas protestaron contra sus patrones por las condiciones laborales y fueron fusilados.

Osvaldo había nacido el 18 de febrero de 1927 en la provincia de Santa Fe. Su formación en la carrera de Historia la hizo en la Universidad de Hamburgo (Alemania) y luego en la década del ´50 fundó el periódico La Chispa, donde comenzó a publicar sus primeras notas y textos.

Más tarde trabajó en el diario Clarín, fue titular del Sindicato de Prensa entre 1959 y 1962 y en la actualidad era secretario honorario del Sindicato de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires (Sipreba).

Algunas de sus obras fueron: “Los Anarquistas Expropiadores”, “Severino de Giovani, el idealista de la violencia”, “Fútbol argentino, rebeldía y esperanza”. Asimismo, participó como guionista del filme “La Patagonia Rebelde” que estuvo dirigido por Héctor Olivera en 1974.

La película ganó el Oso de Plata de la Berlinale ese mismo año y, según Wikipedia, fue censurada por el entonces presidente Juan Domingo Perón aunque después el mismo mandatario decidió aprobarla. Sin embargo, luego de su muerte, su viuda Estela Martínez de Perón decidió prohibirla.

En dicha época la Triple A empezó a perseguir a Bayer por sus reclamos y luchas en favor de la clase trabajadora, por lo que el historiador se vio obligado a marcharse al exilio en 1975 eligiendo como destino la ciudad alemana de Berlín.

Foto: www.minutouno.com