Falleció el empresario Omar Chabán

GERENCIADOR DEL BOLICHE CROMAÑON Y CONDENADO POR 194 MUERTES

El empresario Omar Chabán, quien fue condenado por la tragedia de Cromañón en la que murieron 194 personas en diciembre del 2004, murió ayer en el Hospital Santojanni de la ciudad de Buenos Aires, donde permanecía internado en terapia intensiva.
Fuentes del Ministerio de Salud porteño y del SAME confirmaron a Télam que el ex gerenciador de Cromañón falleció a las 12.40 en ese centro asistencial, donde se encontraba en estado crítico desde septiembre, víctima de Linfoma de Hodgkin.
Chabán (62) era el gerenciador del boliche Cromañón cuando se produjo la tragedia el 30 de diciembre del 2004, mientras se desarrollaba un recital de la banda Callejeros, liderada por Patricio Santos Fontanet.

Tragedia.
El empresario estuvo presente esa noche en el boliche y hasta fue quien alertó a través de los micrófonos a los asistentes en al menos un par de oportunidades que desistieran de seguir arrojando pirotecnia ante el temor de que pudiera iniciarse un incendio.
Apenas comenzado el recital, una bengala inició un incendio en una media sombra que recubría el techo del boliche, pero Chabán logró salir del lugar y se refugió en un local de su propiedad, hasta que al día siguiente fue hallado por la Policía.
El incendio de esa media sombra derivó en una emanación de gases que provocaron la muerte de 194 personas y heridas en otras 1.300, lo que se transformó en la peor tragedia no natural de la Argentina.
Es que un candado y una cadena impedía la apertura de la salida de emergencias del lugar y el boliche se transformó en una trampa mortal para quienes se hallaban dentro de Cromañón.

Condena.
En un juicio oral desarrollado en el 2009, Chabán fue condenado por el Tribunal Oral en lo Criminal 24 a 20 años de prisión por el delito de “estrago doloso”. En ese debate, también fue condenado su mano derecha Raúl Villarreal, pero fueron absueltos los siete integrantes de la banda Callejeros.
El 20 de abril de 2011, la Cámara Federal de Casación Penal modificó la acusación de “estrago doloso” a “culposo”, un delito menor, y el TOC 24 dictó una nueva condena para Chabán de 8 años de cárcel.
Tras una nueva apelación de los familiares de las víctimas, en mayo de 2012, la Sala III de Casación, integrada por los jueces Liliana Catucci, Eduardo Riggi y Mariano Borinsky, le confirmó la pena de diez años y nueve meses de prisión, y lo envió a la cárcel de Marcos Paz.

Linfoma de Hodgkin.
Ya en prisión, a Chabán le diagnosticaron Linfoma de Hodgkin grado IV B, una enfermedad por la que se forman células cancerosas en el sistema linfático, y llegó a pesar menos de 50 kilos.
En 2013, por su enfermedad, la Justicia le concedió una prisión domiciliaria, pero apenas llegó a pasar unos días en su departamento del barrio porteño de Montserrat, ya que casi exclusivamente permaneció en distintos centros asistenciales.
Desde septiembre, permanecía internado en estado crítico en el Hospital Santojanni, donde recibía transfusiones, quimioterapia y se alimentaba por sonda.

Difusor del rock.
Omar Chaban fue considerado por músicos y productores como uno de los principales difusores del rock y de formas contraculturales, durante los años 80 y 90.
Fue responsable de que la riquísima movida rockera de los años 80 tuviera un espacio y una plataforma de lanzamiento para convertirse en un fenómeno continental.
Desde su primer local Café Zero pasando por Cemento, Chabán dio paso a los primeros shows de bandas emblemáticas como Soda Stereo, Sumo, Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Los Twist, Los Violadores, Fricción, Los Pillos, Los Encargados, Clap, Los 7 Delfines, Don Cornelio y la Zona, Divididos, Las Pelotas, Babasónicos, La Portuaria y Massacre, entre otros.

Sobrevivientes.
Familiares y sobrevivientes de Cromañón salieron a manifestar sus sensaciones tras la muerte de Chabán,.
“Lo primero que pensé cuando me enteré de la muerte de Chabán fue que mi hermana murió por negligencia de este tipo: por su corrupción, por su ambición de poder, por su deseo de tener más dinero”, sostuvo Santiago Morales, hermano de una de las víctimas y también sobreviviente. (Télam)