Falta carne por el paro

Carniceros de los barrios porteños de Flores y Caballito denunciaron ayer que fue el primer día de desabastecimiento concreto a partir del nuevo paro del campo, que ya cumple su novena jornada, y ratificaron que respetar los precios acordados con el Gobierno es “imposible”. Los carniceros dijeron que en los últimos días habían observado una grave disminución de la oferta realizada por los matarifes que transportan la carne desde el Mercado de Liniers. “Desde el lunes comenzamos a notar que los matarifes se estaban quedando sin carne porque nos dijeron que íbamos a tener que racionalizar más los pedidos porque no estaban entrando animales al Mercado”, explicó Emilio, un carnicero de Flores. El comerciante afirmó que ayer fue el primer día en que directamente no recibió carne desde que las entidades del agro tomaran la decisión de parar las actividades hasta una nueva audiencia con la presidenta Cristina Kirchner. “Estoy vendiendo algo porque tenía dos medias reses en las cámaras de frío pero hoy (por ayer) no recibí nada y el matarife me dijo que quizás el lunes tampoco tenga carne para traerme”, comentó el carnicero. En tanto, otros dos propietarios de carnicerías ubicadas en pleno barrio de Caballito dijeron que al problema del desabastecimiento se le suma el de los precios. “Vender la carne según los precios acordados con el gobierno para los trece cortes masivos del mercado doméstico es imposible porque incluso nosotros pagamos más caro que los valores que indica esa lista”, coincidieron.