Familias aportan material genético

IDENTIFICAN A SOLDADOS CAIDOS EN MALVINAS

El presidente de la Fundación No Me Olvides, Julio Aro, resaltó ayer que, tras las tareas de identificación de 88 de los 121 soldados no reconocidos en el Cementerio de Darwin, recibió llamados de familiares de algunos de los caídos que no se habían sometido a la extracción de muestras de material genético.
Por otro lado, lamentó que “hay muchos papás (de soldados desaparecidos en el conflicto) que no se pueden ubicar porque no hay una dirección”.
“Pudimos juntar un total de 107 muestras de sangre en la actualidad. Hay muchos papás que nos faltan ubicar, que no se han encontrado porque no tenemos una dirección, a 35 años de la Guerra”, sostuvo el excombatiente de Malvinas.
En diálogo con Radio Continental, Aro explicó que “hay familiares que se han negado y otros que no se han podido encontrar”.
“Ayer (martes) a la noche tres hermanos quieren acercarse a ver dónde tienen que dar sangre. No hay una política de un 0-800 al cual se podía llamar desde cualquier lado del país”, sostuvo Aro. Además indicó que “las muestras (de los soldados caídos) están, lo que falta es cotejarla con la sangre de esos familiares”.
La Fundación “No Me Olvides” impulsó el reclamo para que se avance en la tarea humanitaria de identificar a los combatientes enterrados en el Cementerio de Darwin bajo placas que rezan “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.
En ese sentido, recordó que “la mayoría de los padres habían dicho que les gustaría identificar a los soldados caídos” en el conflicto bélico en el Atlántico Sur. (NA)