Favale negó haber disparado

El sindicado barrabrava Cristian Favale, procesado como autor del asesinato del joven militante del Partido Obrero (PO) Mariano Ferreyra, negó ayer haber sido el autor del homicidio, en el cierre de la etapa de pruebas, paso previo a los alegatos.
Tras escuchar la indagatoria de Favale -antes declaró el comisario Hugo Lompizano- el Tribunal Oral en lo Criminal 21 dio por concluida la etapa de pruebas y ordenó un cuarto intermedio hasta el próximo 15 de febrero para cuando fijó audiencia para que comiencen los alegatos del juicio por el crimen ocurrido en octubre de 2010.
Uno de los procesados y detenidos en la causa es el secretario general de la Unión Ferroviaria, José Pedraza, a quien se le atribuye la instigación del crimen, y cuya excarcelación fue repetidas veces rechazada por tribunales de distintas instancias.

Declaración.
Al declarar ayer en el juicio oral y público por la muerte de Ferreyra y lesiones a otros manifestantes del PO, Favale reconoció que estuvo en el lugar junto a la patota de la Unión Ferroviaria (UF) y, si bien admitió que tiró piedras e insultó, afirmó que no disparó ni llevó armas de fuego.
El procesado recordó los dichos del albañil, Alberto Esteche, que declaró que quien portaba armas ese día fue “el testigo protegido” Alejandro Benítez, quien, según Favale “tendría que estar sentado acá con los imputados”.
El día siguiente del homicidio de Ferreyra y lesiones a Elsa Rodríguez, Nelson Aguirre y Ariel Pintos, Benítez declaró ante la juez de instrucción Wilma López que Favale disparó contra los manifestantes del PO.
“Yo no cometí el hecho que se me atribuye”, enfatizó Favale, y agregó: “es cierto que estuve en el lugar, para sumar número, pero no llevé armas ni disparé a nadie”.
“Benítez me acusó falsamente”, acotó Favale, y sostuvo que el “testigo protegido” utilizó esa “estrategia” para que se desviara la investigación penal.

Procesado.
Lompizano, procesado porque estaba en la Dirección General de Operaciones de la Policía Federal Argentina durante los hechos y desde allí partieron las órdenes a los uniformados que intervinieron en el episodio, lamentó que su carrera en la institución concluyera con un procesamiento.
“Jamás pensé que iba a terminar procesado en una causa tan dolorosa como ésta”, manifestó Lompizano al rechazar las imputaciones en su contra.
“¿Para qué se iba a correr a los manifestantes -preguntó Lompizano ante el TOC 21) si se estaba produciendo la desconcentración”, ya que eso era lo que le informaban los oficiales de la policía que estaban en el lugar. (Télam)