Inicio El Pais Fernández recibió a Alfonsín

Fernández recibió a Alfonsín

EL DIRIGENTE RADICAL DIJO ESTAR A DISPOSICION DEL PROXIMO PRESIDENTE

El presidente electo Alberto Fernández recibió ayer en su domicilio particular al dirigente radical Ricardo Alfonsín, con quien coincidió en la «necesidad de hacer un esfuerzo conjunto para salir de la crisis» y de «respetarnos en democracia» entre el oficialismo y los sectores de la oposición. Alberto Fernández publicó en sus redes sociales que durante el encuentro con el hijo del ex presidente radical Raúl Alfonsín «hablamos sobre la necesidad de hacer el esfuerzo conjunto para sacar el país adelante» y señaló que ambos dirigentes intercambiaron opiniones sobre la situación que atraviesa la Argentina.
«Escuché sus opiniones sobre el presente y hablamos sobre la necesidad de respetarnos en democracia y de hacer el esfuerzo conjunto para sacar el país adelante», remarcó el ex jefe de Gabinete kirchnerista. Tras la reunión en Puerto Madero, Alfonsín negó que Fernández le haya ofrecido algún cargo, en alusión a las versiones sobre un posible nombramiento como titular de la Oficina Anticorrupción.

Disposición.
En un comunicado, el dirigente radical manifestó que «se habló de la necesidad de inaugurar una etapa de cooperación, de diálogo y no sólo de los políticos sino también entre los sectores económicos y gremiales». Desde el entorno de Alfonsín, afirmaron a Télam que el dirigente radical «se puso a disposición de Alberto Fernández para colaborar en todo lo que pudiera para aportar una solución a los problemas».
También hubo un compromiso de Alfonsín de trabajar para que la Unión Cívica Radical «asuma una actitud no solamente de cooperación desde las ideas propias». «Me alegró encontrar al mismo Alberto Fernández que había conocido antes, cuando estaba en el llano, y no era entonces presidente electo», expresó el ex diputado nacional radical.

Presos.
En tanto, Alberto Fenández, pidió ayer la liberación de los ex funcionarios kirchneristas que continúan detenidos porque «están mal detenidos en la mayoría de los casos», y los definió como «presos arbitrarios», y no como presos políticos. «Un preso político es una persona que fue detenida sin un proceso; en la Argentina lo que hay son detenidos arbitrarios, que es otra cosa, es gente que podría soportar sus procesos en libertad, pero los detienen porque son opositores», dijo Fernández.
En otro orden, afirmó que en su gobierno «los privilegiados serán los que están mal, por eso tendrán la primera atención», al tiempo que remarcó que las decisiones que tomará estarán consensuadas en el marco de un «Consejo económico y social». Fernández adelantó que «los que tendrán prioridad serán los que la están pasando mal por eso merecen la primera atención, porque son los que peor están», explicó.
De esta manera se refirió Fernandez a las «10 millones de personas que hoy están al margen» por la situación de pobreza en la que viven y aseguró que «tenemos los recursos para resolverle su situación».

Revisión de DNUs.
Por otra parte, insistió en que los decretos firmados durante estos últimos días por el presidente Mauricio Macri serán revisados, en particular, las «picardías» referidas a las designaciones de último momento. «Las picardías son sólo eso, picardías, y es de tonto pensar que pueden durar demasiado. Todo eso va a ser revisado», advirtió.
Por otra parte, Fernández dijo que «todos los presidentes son invitados por protocolo cuando asume un nuevo mandatario», al ser consultado sobre si espera la presencia del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, y de Venezuela, Nicolás Maduro, el día de su asunción. «Todos son bienvenidos, después dependerá de ello si asisten o no», dijo, y relató que el ex presidente de Brasil Inacio Lula da Silva le dijo que «prefiere venir después para no profundizar el tema» de las diferencias con Bolsonaro. (Télam)