Fiat suspendió a 2000 empleados por bajas ventas

CRISIS AUTOMOTRIZ

La industria automotriz sigue acumulando malas noticias. A la lista de empresas que están realizando suspensiones de personal ahora se sumó Fiat con su planta en la provincia de Córdoba. La caída de las ventas y el exceso de stock hicieron que las fábricas decidieran disminuir la producción. Ya se habían registrado suspensiones en PSA Peugeot y Renault, y se agregó Fiat algo menos de 2.000 trabajadores afectados.
Fuentes gremiales informaron que la empresa está aplicando un régimen de trabajo recortado de martes a jueves. Se espera que el resto del mes se repitan estos esquemas en los que las máquinas se prenderán no más de 4 veces por semana. Desde la empresa comentaron a este medio que las suspensiones serán una parte este viernes y la otra el próximo, y que afectará a menos de 2.000 trabajadores.

Crisis.
La producción nacional de vehículos registró en febrero una baja del 16,4% frente al mismo mes de 2018, mientras las ventas cayeron 58,8%, indicó ayer la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa). El informe señaló también que el sector exportó 19.431 vehículos, un 162,5% por encima del volumen registrado en enero y 1% más que en febrero del año pasado. “El sector exportó 26.834 unidades en los primeros dos meses del año, es decir, un 9,5% menos en su comparación interanual”, puntualizó.
El estudio subrayó que las terminales automotrices produjeron 32.662 vehículos, es decir que se dio una mejora de 120,6% respecto del mes anterior y descenso de 16,4% con relación a febrero de 2018 cuando se produjeron 39.085 unidades. “En el primer bimestre, la producción fue de 47.465 unidades, un 22,1% menos respecto lo que se produjo entre enero y febrero del año pasado”, calculó.
Las estadísticas mensuales resaltaron que las ventas a concesionarios se ubicaron en 30.404 unidades, lo cual significó una mejora de 1,2% respecto de enero y un descenso de 58,8% según el desempeño del mismo mes del año pasado, cuando se entregaron 73.733 unidades a la red de concesionarios. Entre enero y febrero, las ventas mayoristas se ubicaron en 60.442 unidades, un 56,3% menos respecto de las 138.185 unidades comercializadas en el primer bimestre de 2018.
“Atentos a la caída del mercado y su impacto en la industria, la entidad monitorea la situación de manera permanente y se aguarda al cierre del primer trimestre para poder proyectar el comportamiento que tendrá el año”, sostuvo Adefa. (Ambito.com / NA)