Finalizó la “Marcha de la Resistencia”

EL CIERRE DE LA JORNADA ESTUVO A CARGO DEL DIPUTADO NACIONAL MAXIMO KIRCHNER

Agrupaciones políticas, sindicales y derechos humanos afines al kirchnerismo finalizaron ayer la “Marcha de la Resistencia” en Plaza de Mayo, donde se pronunciaron en contra del gobierno Mauricio Macri y convocaron a los peronistas a regresar al Frente para la Victoria (FpV).
Precisamente, el cierre de la jornada, el diputado nacional Máximo Kirchner instó a los peronistas que abandonaron el FpV a volver a este espacio: “Aquellos que dejaron el FpV y tienen una foto de Perón en sus despachos, tienen una segunda oportunidad. Ya se equivocaron en el primer semestre, es tiempo de corregir”, instó.
Ante militantes y seguidores, el referente de La Cámpora aseguró que buscarán “construir una victoria electoral sólida” y exclamó: “Abran los brazos, vayan a buscarlos, sepamos perdonar y volver a abrazarlos que Argentina necesita que estemos juntos”.
La marcha, que contó con el apoyo de la Asociación Madres de Plaza de Mayo y se realizó bajo la consigna “Por el derecho a trabajar, resistir sin descansar. Cristina conducción”, se inició el viernes a las 17 y se extendió hasta la misma hora de ayer.
Los oradores que estuvieron a cargo del cierre fueron el intendente de Ensenada, Mario Secco; el diputado nacional Edgardo Depetri (FpV); el ex ministro de Defensa Agustín Rossi; la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, y el diputado nacional Máximo Kirchner.
Entre los dirigentes que asistieron a la marcha, que se llevó a cabo entre el viernes y ayer, estuvieron: el ex vicepresidente Amado Boudou; el ex secretario de Comercio Guillermo Moreno; el ex titular de la ya disuelta Afsca (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) y referente de Nuevo Encuentro, Martín Sabbatella; el diputado y secretario general de La Cámpora, Andrés Larroque, y el integrante del partido “Miles por Tierra, Techo y Trabajo” Fernando Esteche, entre otros.

Cuestionamientos.
Rossi cuestionó las declaraciones realizadas por el jefe del bloque de senadores del FpV, Miguel Ángel Pichetto, quien dijo que el concepto de “resistencia” que adoptó el
kirchnerismo como consigna de la marcha “no es propio de un sistema democrático”.
“En las democracias modernas, el presidente del bloque de un partido defiende a la presidenta de su partido (por Cristina Fernández de Kirchner). Al que lo eligen para ser opositor, es opositor, no es para-oficialista”, afirmó el ex ministro.
Por otro lado, sostuvo que : “hay pocas cosas tan nobles en nuestro país como la militancia kirchnerista. Con lluvia o con sol, con tormenta o con calma, vamos a seguir defendiendo las mismas ideas y los mismos valores que guiaron nuestras convicciones durante todos estos años”.
A su vez, Máximo Kirchner señaló en su discurso en modo irónico que Macri acusó “a los trabajadores de poner palos en la rueda” mientras “sube la desocupación”.
En ese sentido, criticó a la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, de quien dijo que siempre “integra gobiernos que traen desocupación”.
“Este modelo económico es eso, es vacío, no tiene nada. Es gélido y frío como la mirada del Presidente. Nada bueno allí anida para el pueblo argentino”, agregó.

“No es propicio de un sistema democrático”.
El senador y titular del bloque del PJ-FPV, Miguel Angel Pichetto, sostuvo que la idea de “resistencia” que utiliza el kirchnerismo contra el gobierno no es “propio de un sistema democrático en donde el pueblo ha votado” y aseguró que “el peronismo no está en estos espacios críticos radicalizados”.
En ese sentido, dijo no ser contrario a que los sectores se expresen mientras sea en forma “pacífica” y “sea una exteriorización democrática”.
“No me como ninguna línea argumental que plantee que hay que hacer todo para que el gobierno se vaya”, indicó en diálogo con Radio Mitre, y afirmó que “el peronismo no está en estos espacios críticos radicalizados”.
El senador por Río Negro recordó que él fue “uno de los que ha repudiado claramente la violencia que el Presidente sufrió en Mar del Plata”.
“Tampoco comparto la exteriorización de violencia de grupos como Quebracho o lo que pasó en la autovía a La Plata”, agregó e insistió que “en la democracia tiene legitimidad la manifestación, el reclamo mientras sea pacífico”.
“La mayoría del peronismo, gobernadores, intendentes que gobiernan, el Senado como una expresión política ha sido siempre una posición razonable, democrática, de acompañamiento y también de cogobernabilidad de las provincias”.
En ese sentido aseguró que el peronismo va hacia “una segunda renovación” pero resaltó que no es quien “para mandarla a la casa” a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque aseveró que en su opinión el ciclo político de la ex mandataria ya “estaría cumplido”.
Por último, citó que “hay un viejo dicho que se aplica a la iglesia: quien ha sido Papa no vuelve a la parroquia”. (Télam)

Compartir