Fiscal Stornelli imputó al ministro Aranguren

SUBA DE TARIFAS Y COMPRA DE GAS A CHILE

El ministro de Energía, Juan José Aranguren, fue imputado ayer por el fiscal Carlos Stornelli en el marco de una denuncia presentada por dos diputados del Frente para la Victoria que lo acusaron al miembro del gabinete de haberse favorecido con el incremento de las tarifas de gas “al cumplir un doble rol como funcionario público y accionista de Shell”.
El fiscal también imputó al subsecretario de Refinación y Comercialización de la secretaría de Recursos Hidrocarburíferos, Pablo Popik, y al secretario de Recursos Hidrocarburífero, José Luis Sureda; según consta en el texto del requerimiento de instrucción al que tuvo acceso Télam.
En el texto, el representante del Ministerio Público recordó que Aranguren fue denunciado por la presunta comisión del delito de “negociaciones incompatibles con el ejercicio de las funciones públicas” y ordenó una serie de medidas de prueba para avanzar con la investigación.
La denuncia había sido presentada hace un mes por los diputados Martin Doñate y Rodolfo Tailhade quienes sostuvieron que “el aumento del valor del gas pagado a los productores en la República Argentina” impactaría positivamente en el patrimonio del ministro porque “es titular de más de 13 millones de pesos en acciones de la empresa” Shell S.A.

Renuncia.
Por otra lado, el ministro descartó ayer que vaya a renunciar y justificó los topes en las tarifas de gas, porque “se excedió la capacidad de la gente de poder absorber los aumentos”.
“No se renuncia 10 veces, sino una sola, y cuando considere que tenga que hacerlo lo haré”, dijo Aranguren, quien también definió como “una decisión personal” el criterio a adoptar con sus ahorros depositados en el exterior ante el próximo blanqueo de capitales.
Sobre los topes en los incrementos al consumo de gas, de 400% para residenciales y 500% para comerciales, el ministro dijo que se atendió el reclamo manifestado por la población y transmitido por las provincias. (Télam)