Fiscal defiende necesidad de reforma del régimen penal cambiario

El fiscal general y titular de la Procelac, Carlos Gonella, defendió ayer la necesidad de una reforma del Régimen Penal Cambiario, porque “la ley 19.359, que define el procedimiento para investigar esos delitos, tiene más de 40 años (es de 1971) y está basado en un paradigma superado por la realidad, sobre todo teniendo en cuenta los avances tecnológicos”.
Gonella, quien conduce la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), aclaró en declaraciones a radio América que “no hay ningún proyecto todavía”, pero admitió que es un tema que genera la atención del ámbito judicial.
“La ley delega en el Banco Central la facultad de investigar un delito, lo cual es una situación bastante asimétrica, porque el organismo no está diseñado para ese fin, sino para regular la política monetaria, de acuerdo con los criterios en materia económica del gobierno nacional”, explicó el funcionario del Ministerio Público Fiscal.
“Esto -agregó- conlleva a que en la práctica haya un abordaje burocrático y se acumulen las causas”, y por eso “se necesita incorporar el delito al código penal, para que sea investigado por los fiscales”.

Ilegales.
Gonella sostuvo que “son ilegales” las operaciones con “el dólar delictivo o blue, como lo denomina un sector de la prensa, que quiere mostrarlo en su discurso como un fenómeno natural”.
Según el funcionario, las divisas comercializadas en las “cuevas” financieras provienen de “dinero muy sucio surgido del lavado de dinero, el narcotráfico, la evasión fiscal y otras actividades vinculadas a delitos financieros”.
Otros mecanismos de fondeo de esas cuevas, añadió Gonella, son el propio sistema financiero formal; la entrada física de dinero que previamente se había fugado del país; y los márgenes de ganancia ilícitos a través de la actividad de intermediación financiera no autorizada.

Delito.
El titular de la Procelac insistió en que las maniobras con divisas constituyen “un delito contra el orden económico y financiero”, si bien estimó que involucran menos del 10% del total de operaciones cambiarias.
No obstante, advirtió “a partir de esta naturalización del discurso en los medios se genera expectativa en la gente”.
Gonella destacó por último que el mercado cambiario ilegal se potencia con la retención de ventas de la actividad agroexportadora, que al restar divisas impacta negativamente en el stock de reservas monetarias.

Capitanich.
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, afirmó ayer que no hay en proceso de evaluación una eventual modificación en el régimen penal cambiario para combatir la comercialización ilegal de divisas.
“No tenemos ninguna iniciativa en proceso de evaluación”, dijo Capitanich en su habitual conferencia de prensa en Casa de Gobierno, y aseguró que por su condición de Jefe de Gabinete “debería estar en conocimiento si estuviera en consideración” una iniciativa al respecto.

La Nación.
El diario La Nación informó ayer que el gobierno nacional comenzó a trabajar en una reforma del régimen penal cambiario, con el objetivo de cambiar la tipificación de las transacciones para hacerlas más fáciles de reprimir.
Según la información periodística, de este modo la compraventa de dólares en el mercado ilegal pasaría a ser un delito correccional, lo que permitiría que las fuerzas públicas puedan actuar ‘in situ’ ante la evidencia de operaciones cambiarias irregulares, sin necesidad de esperar la autorización de los organismos públicos encargados de ordenar los operativos. (Télam)