FMI dijo que la economía argentina caerá 1,5%

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió ayer que “el impacto adverso” de la “transición”
económica fue “mayor de lo previsto” en la Argentina y corrigió a la baja su previsión del nivel de actividad en el país para este año, que cerrará con una contracción de 1,5 por ciento.
“El consumo se ha comportado de manera más débil a lo que lo anticipábamos, también la recuperación de la inversión que anticipamos se ha retrasado un poco”, señaló Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI en Washington.
El funcionario precisó que “la revisión al crecimiento en el 2016 responde un poco a la evolución que hemos visto en el primer semestre del año de las variables económicas”.
“El ajuste de los precios relativos en el primer semestre de 2016 -tras la depreciación del tipo de cambio y el alza de las tarifas de los servicios públicos- ha acelerado la inflación y perjudicado el consumo privado”, añadió.
Werner expresó además que si bien “la transición a un marco de política macroeconómica más coherente y creíble sigue avanzando y debería afianzar las perspectivas de crecimiento a mediano plazo, el impacto adverso en la actividad a corto plazo ha sido mayor de lo previsto”, de modo que 2016 cerrará con una contracción de 1,5 por ciento y no de 1 por ciento, como se había dicho en abril pasado.

Proyección.
Para el año próximo, el organismo mantuvo la proyección de un crecimiento de 2,8 por ciento de la economía nacional.
Específicamente sobre la inversión, Werner dijo a esta Agencia que “ya llevamos varios años con niveles muy bajos de inversión privada. Con una normalización de la situación macroeconómica, y también con una mejora muy importante en el marco regulatorio”, es
dable prever “una recuperación muy importante” en el rubro.
Consultado sobre los desafíos que enfrenta la Argentina en materia económica, el funcionario del FMI respondió: “Seguir este proceso de normalización, tanto en la parte macroeconómica como en la parte microeconómica, para estimular la inversión”.
“En la economía argentina se ha deteriorado de manera muy importante la inversión en infraestructura, en energía y básicamente hay un espacio muy grande para que se recupere de manera importante”, aseguró.
Para Werner, “la intención tanto de inversionistas locales como internacionales, sobre todo en el sector real de la economía, se ve todos los días”. (DyN)

Compartir