Fracasó sesión por falta de quórum

LA CAMARA DE DIPUTADOS NO PUDO TRATAR LOS DESAFUEROS

La sesión especial que habían solicitado los diputados del Frente 1País para tratar las renuncias a los fueros parlamentarios fracasó ayer por falta de quórum y luego hubo cruces fuera del recinto entre el massismo y Cambiemos.
Apenas 31 diputados ocupaban sus bancas cuando transcurridos los 30 minutos reglamentarios desde la hora de la convocatoria se dio por fracasada la sesión, en la que se pretendía aprobar la pérdida de inmunidades parlamentarias, tal como habían anunciado días atrás los diputados Sergio Massa y Margarita Stolbizer.
El pedido de convocatoria a sesión especial también incluía en el temario otro proyecto de Julio Raffo para modificar el artículo 1 de la ley de fueros, que proponía suspender de su cargo de diputado al ex ministro de Planificación Julio Vido, tras el análisis de las causas penales que tiene abiertas.
El proyecto de 1País para la renuncia a los fueros no incluía el del diputado macrista Nicolás Massot, quien también había manifestado su voluntad de perder sus privilegios como legislador.
El anuncio que explicitó la voluntad de los diputados de las fuerzas de 1País de sacrificar sus inmunidades parlamentarias se realizó el viernes pasado en el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal, y se produjo en el marco de la avanzada oficialista para lograr el desafuero del ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido, involucrado en varias causas por presunta corrupción.

Reproches.
En medio de este tironeo entre el Frente Renovador y Cambiemos por capitalizar el crédito de la cruzada contra De Vido, el oficialismo ya había adelantado que no aportaría quórum.
“Lo que lastima es que los diputados de Cristina (Kirchner) y de (Mauricio) Macri vinieron y se presentaron en el recinto para aumentarse 30 lucas, pero hoy no se presentan”, lanzó Massa, al ser abordado por la prensa en el salón Pasos Perdidos luego de fracasada la sesión especial.
Por su parte, Massot apuntó duro al tigrense y lo desafió a que “que diga lo que vio, qué es lo que escuchó” cuando fue jefe de Gabinete del gobierno de Cristina.
Para el diputado del PRO, el pedido de sesión fue “una de las maniobras bochornosas y electoralistas a las que nos tiene acostumbrados el diputado Sergio Massa”, a quien acusó de “explotar un rédito electoral en la casa del pueblo”.

Cuestionamientos.
El interbloque de diputados nacionales de Cambiemos ratificó que el próximo miércoles la comisión de Asuntos Constitucionales, presidida por el macrista Pablo Tonelli, se reunirá para tratar proyectos que apuntan a lograr la expulsión del cuerpo del ex ministro.
En conferencia de prensa en el salón de Pasos Perdidos de la Cámara baja, el presidente del bloque del PRO, Nicolás Massot, confirmó que Asuntos Constitucionales tratará los proyectos que apelan a la figura constitucional de “inhabilidad moral”.
Los tres proyectos de resolución de Cambiemos (uno del radical Eduardo Costa, otro de Elisa Carrió y el restante de la macrista Silvia Lospennato) se amparan en la Constitución Nacional, que en su artículo 66 señala que cada Cámara “podrá con dos tercios de votos, corregir a cualquiera de sus miembros por desorden de conducta en el ejercicio de sus funciones, o removerlo por inhabilidad física o moral sobreviniente a su incorporación, y hasta excluirle de su seno”.
A su vez, el temario incluye un proyecto del Frente de Izquierda, que busca la suspensión y desafuero del ex funcionario kirchnerista.
Para arribar a un dictamen de mayoría, se requiere más de la mitad de las firmas de los integrantes de Asuntos Constitucionales, por lo que Cambiemos deberá conseguir al menos cuatro socios de otros bloques, ya que la comisión tiene 34 miembros.
Si logran consensuar un dictamen de mayoría, el mismo será girado al recinto, donde se precisarían dos tercios para separar a De Vido.

Carrió.
Por su parte, el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido denunció ayer por “coacción” a la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, luego de que la diputada nacional ironizara sobre si iría a declarar en las causas judiciales que lo involucran o lo matarían antes.
“No se trata de comentarios u opiniones aisladas, vertidas por un ciudadano en el ejercicio regular y legítimo de la libertad de expresión sino, antes bien, de manifestaciones injuriosas y amenazantes que provienen de un actor político, mediático y con evidentes conexiones con -e influencia en- el fuero federal penal de nuestro país, lo que resignifica de manera decisiva su alcance y dimensiona su gravedad”, afirmó De Vido en la denuncia que recayó en manos del juez federal Daniel Rafecas.
Luego de que la semana pasada el fiscal Carlos Stornelli pidiera la detención del ex funcionario, Carrió afirmó: “¿De Vido irá a declarar o lo matarán antes?”.
Para el ex ministro, “esa tajante expresión no puede ser leía de otro modo, por el suscripto, que con una razonable preocupación y sospecha”. (NA)