Francisco recibió a Mario Poli

El arzobispo de Buenos Aires, Mario Poli, viajó ayer a Roma, donde el sábado será “creado” cardenal por el papa Francisco junto a otros dieciocho obispos del mundo, entre ellos un chileno, un brasileño, un nicaragüense y un haitiano.
Poli, sucesor de Jorge Bergoglio en la arquidiócesis primada, partió este mediodía desde el aeropuerto internacional de Ezeiza en un vuelo regular de la compañía Alitalia. En ese vuelo también viajó el grupo de católicos, judíos y musulmanes argentinos que llevarán un mensaje de convivencia religiosa a Israel, Palestina y Jordania, y que cerrará la gira de buena voluntad con una audiencia en el Vaticano con el Papa. Ante de viajar, Poli evitó el contacto con la prensa y se dedicó a tareas pastorales destinadas “a la atención de las necesidades espirituales” de la gente. Fuentes eclesiásticas informaron a DyN que el futuro purpurado acompañó en estos días la misión de los seminaristas porteños en la cárcel de Devoto, el hospital Muñiz y la Villa 31 del barrio de Retiro.