“Fueron cosas básicas”

DESMENTIDA DE FLORENCIA KIRCHNER

Florencia Kirchner, la hija de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, negó ayer que se haya reformado el chalet de huéspedes de la Quinta de Olivos para que ella viviese allí durante su embarazo y el nacimiento de su hija Helena, con un costo de 28 millones de pesos, y además apuntó contra los medios al señalar que “sacan esta información para tapar el recorte los más de 150.000 despidos y los aumentos de tarifas”.
Tras la noticia publicada por el diario Clarín y el portal Infobae.com sobre los gastos para arreglar una casa en Olivos, Florencia Kirchner escribió una carta desmintiendo la información que había confirmado al matutino nacional el actual director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, y con varias críticas hacia los medios de comunicación.
Irónicamente, la hija de la ex presidenta comienza su descargo publicado en las redes sociales de su madre con la afirmación de que “posiblemente sería buenísimo que a las embarazadas se nos construya una especie de búnker para habitar por nueve meses”.
En ese sentido, aclaró: “Durante los casi doce años que viví en Olivos, las únicas remodelaciones que se hicieron en la casa huéspedes fueron: Retiro de alfombras y colocación de parquet donde no había piso; pintura Exterior; cambio de tejas rotas por temporales”, detalló.
“Es decir, se arregló la casa en cosas básicas, y digo la casa porque nunca fue mi casa. En mi casa estoy escribiendo ahora. En Montserrat, donde vivo. No sé de dónde sacan esa información”, sentenció. (Télam)