Fuerte tormenta afectó a Pinamar

BALNEARIOS DETROZADOS Y CALLES ANEGADAS EN VALERIA DEL MAR Y EN OSTENDE

Una fuerte tormenta de lluvia, viento y granizo afectó en la noche del jueves al municipio de Pinamar dejando balnearios detrozados y calles anegadas, tanto en el centro de la ciudad, en Valeria del Mar y en Ostende, informó ayer el sitio web Infonews.
El intendente de Pinamar, Martín Yeza, confirmó que en tan sólo una hora y media cayeron 57 milímetros y se produjeron vientos de entre 10 y 20 kilómetros por hora con ráfagas de 40.
Ayer por la mañana Yeza informó además, que desde la municipalidad se estaba asistiendo “prioritariamente” a las familias afectadas por la tormenta y “desagotando” las calles inundadas.

Boom inmobiliario.
La gestión de Martín Yeza, iniciada en diciembre de 2015, intentó darle una nueva lavada de cara a Pinamar con la puesta en marcha de los balnearios ecológicos, una iniciativa que ya había sido aprobada hacía años por el Concejo Deliberante de la ciudad y venía postergando su implementación. Así se fueron “tirando abajo” las viejas construcciones de cemento, para levantar otras hechas con materiales “eco friendly”.
Sin embargo, la infraestructura pluvial aún es una deuda pendiente en la ciudad y ésta se acentuó con el boom inmobiliario de los últimos años y las autorizaciones de construcciones sin control.
Vecinos de Pinamar denunciaron a Infonews que con la implementación de los nuevos balnearios, se redujeron las dimensiones de algunas playas públicas y se obturaron desagües pluviales que desagotaban allí, lo que impide el normal desagote del agua del lluvia que se acumula en calles y avenidas.

Norte de Buenos Aires.
Los partidos del noroeste de la provincia de Buenos Aires afectados por las lluvias y las crecidas de ríos y arroyos mostraban ayer una situación de mejoras en algunas regiones y de alerta en otras en las que la llegada de una nueva masa hídrica podría generar aún más evacuados en Arrecifes y Salto.
“Anoche (jueves) a las 22 el río trepó a los 7.88 metros y hoy (ayer) a las 10 de la mañana marcó 8.39 metros, eso nos indica que aunque esté subiendo poco, sigue en pico creciente y no podemos quitar el alerta”, explicó Noelia Gutiérrez a Télam, vocera de la Municipalidad de Salto.
La situación en ese partido bonaerense no mejoró ya que agregaron dos centros más de evacuación, ya son siete en total y la cantidad de evacuados son 275 pero llegan a 570 si se tiene en cuenta también a los auto evacuados que se fueron de sus lugares ante la posible crecida del río.
El río, que cambia su nombre de acuerdo a la localidad que recorre pero que responde a la Cuenca Arrecifes aún no comenzó a bajar la creciente por lo que continua el alerta en varias ciudades.
Gutiérrez explicó que aunque está subiendo de a poco el agua que viene del partido de Rojas y va hacia Arrecifes, no tendrá lugar para drenar ya que “Pergamino, por donde también baja el agua, la misma no bajó en su totalidad”. (Télam)