Fuerte demanda de la jueza Arroyo Salgado

LE PIDIO A LA JUSTICIA Y A LOS MEDIOS EL CESE DE LAS FILTRACIONES EN LA INVESTIGACION DE LA MUERTE DE NISMAN

Durante la reunión convocada por la oposición, la jueza federal y ex esposa del fallecido fiscal consideró que “todo juicio de valor” sobre la investigación “interfiere y condiciona el trabajo de los jueces y fiscales”.
La jueza federal Sandra Arroyo Salgado reclamó a las instituciones del Estado y medios de comunicación el cese de las filtraciones y un tratamiento “ético, prudente, y responsable” de la investigación de la muerte de su ex esposo Alberto Nisman, al exponer en una audiencia convocada por la oposición en el Senado para discutir el impacto de la muerte del ex fiscal del caso AMIA.
Al hablar en el último tramo de la audiencia realizada en el Salón Azul del Senado que reunió un heterogéneo conglomerado opositor, intelectuales y miembros del Poder Judicial, la magistrada destacó la necesidad de que “sus colegas puedan trabajar sin condicionamientos ni presiones” para “llegar a la verdad” sobre la muerte de Nisman.
En su mensaje, Arroyo Salgado agradeció al jefe de la bancada oficialista, Miguel Pichetto, y a la senadora puntana Liliana Negre de Alonso el homenaje que realizaron en la sesión donde se debate el proyecto de reforma a la ley de Inteligencia y la invitación a esta reunión organizada por la oposición denominada “consenso parlamentario”.
En ese sentido, la ex mujer de Nisman lamentó que “esta invitación tenga lugar en un momento tan difícil” en este momento “trágico e irreparable para mi familia”.

“Politización”.
En ese contexto, Arroyo Salgado pidió evitar la “politización” de esta causa y destacó la “importancia de la independencia del Poder Judicial y del Ministerio Público” para avanzar en la investigación en búsqueda de la verdad sobre la muerte de su ex esposo.
En ese marco y ante la mirada de intelectuales, políticos opositores y funcionarios del Poder Judicial, Arroyo Salgado realizó su pedido de un trato “prudente” en esta causa y dijo que “en nada contribuye y entorpece el trabajo todo juicio de valor de aprobación y desaprobación”.
“Es una investigación incipiente de un hecho que ocurrió hace un mes”, agregó y acotó que la “independencia del Poder Judicial se preserva a través de actitudes responsables, éticas y prudentes”.
En ese marco agregó: “quiero pedirles un trato prudente, ético y responsable de los distintos poderes para la investigación que realizan mis colegas, ya estamos en un difícil momento de coyuntura política y mediática”.

Medidas de pruebas.
En ese sentido, Arroyo Salgado cuestionó la difusión que se realiza desde la Fiscalía sobre las medidas de pruebas y señaló que el abogado de la querella realizó una presentación ante la fiscal Viviana Fein para que “en lo sucesivo se ajuste a las postulados constitucionales y legales aplicables a la materia”.
“No hace falta ser abogado para observar la desmedida e inusitada exposición mediática que ha tenido cada una de las pruebas y esto contribuye alejarnos a la verdad dado que se van anticipando cada una de las medidas obtenidas”, agregó.

Veedor.
También reveló que pidió a la Defensoría que evalúa la “posibilidad de pedir un veedor de la Comisión Interamericana de Derechos de Humanos” para que pueda observar la marcha de la investigación.
Al concluir su mensaje, concluyó la Audiencia Publica que realizó la oposición para tratar la muerte del fiscal Alberto Nisman, convocar a la marcha del silencio del próximo 18 de febrero, y acordar una agenda parlamentaria contraria a las iniciativas del gobierno, que impulsó la aprobación del proyecto de reforma de la ley de Inteligencia, que había sido reclamada en varias oportunidades por la oposición, y esta tarde recibió media sanción en el Senado.

Adolfo Pérez Esquivel.
El Premio Nobel de la Paz y presidente del Serpaj (Servicio de Paz y Justicia), Adolfo Pérez Esquivel, criticó la marcha del 18-F, dijo que no asistirá y aseguró que quienes convocan son “oportunistas políticos que jamás defendieron los derechos humanos”.”No voy a estar. Me parece bien que los fiscales recuerden a un colega que murió y no se sabe cómo. Pero detrás de esta marcha se suman un montón de oportunistas políticos que jamás defendieron los derechos humanos”, aseguró Pérez Esquivel durante una entrevista en radio La Red.
“Rechazan los derechos humanos y ahora se suben al mismo caballo para sacar réditos políticos. No voy a participar, no tengo ningún interés. Desde el Serpaj y varias organizaciones consideramos que hubiese sido mejor hacer un acto en Tribunales. Pero esta marcha, en campaña electoral y con una oposición tremenda que ataca pero que no propone, es peligrosa porque ya hemos visto este tipo de avanzadas en otros países”, expresó agregó. (Télam)