Fuertes protestas contra Unicaba

PESE AL RECLAMO DOCENTE LOGRARON APROBAR LA LEY

En medio de fuertes protestas y únicamente con el voto del oficialismo, la Legislatura porteña aprobó ayer la creación de la Unicaba, propuesta resistida por los gremios docentes.
La ley fue sancionada gracias al apoyo de los 34 legisladores de Vamos Juntos, ya que ninguno de los otros bloques del recinto apoyó la iniciativa, en una jornada que estuvo marcada además por un paro de 24 horas en todos los establecimientos de enseñanza, tanto de nivel inicial, como secundarios y terciarios.
Afuera del edificio, militantes de gremios docentes, centros de estudiantes y agrupaciones de izquierda mantuvieron una importante concentración en contra de la iniciativa y se enfrentaron con efectivos de la Policía de la Ciudad.
Un fuerte operativo de seguridad se montó en la zona, por lo que la Legislatura permaneció completamente vallada y los diputados debieron ingresar cerca de las 6.00 del jueves a sus oficinas, varias horas antes de que comenzara a tratarse el proyecto en el recinto.
Durante la sesión, que estuvo cerrada al público y de la que sólo pudieron participar los rectores de los 29 profesorados que funcionan actualmente en la Capital Federal, la oposición cuestionó principalmente el funcionamiento y la financiación de la Unicaba.
El kirchnerismo pidió “terminar con la hipocresía” y consideró que, con esta ley, el oficialismo está “tratando de construir un modelo que se asienta en que el alumno sea un emprendedor individualista y el maestro tiene que ser disciplinario”.
“Yo quiero una Ciudad en la que los estudiantes sean formados para la vida, no para el mercado”, manifestó el legislador Leandro Santoro, de Unidad Ciudadana.
Los representantes de Evolución, en tanto, resaltaron que la universidad no es “sólida en materia presupuestaria”, ya que el oficialismo decidió modificar la iniciativa original y mantener los profesorados que en el primer borrador planteaban eliminar.
“Antes, el financiamiento de la Unicaba salía de los 29 institutos, eso era lo único que tenía sólido el proyecto. Ahora no sabemos de dónde va a salir la plata”, señaló Leandro Halperín.
También consideraron que el nuevo organismo “no va a poder competir con los centros de formación” que ya funcionan en la Ciudad, por lo que esos establecimientos terciarios “van a ser desaparecidos de un plumazo”.
Además, el espacio del radicalismo porteño criticó el sistema de designación del rector organizador de esta nueva universidad, que según la norma será elegido por el Ejecutivo local.

Incidentes.
Por la mañana, antes de que comenzara a tratarse el proyecto, se registraron momentos de tensión entre la Policía y los manifestantes, que quisieron acercarse a uno de los vallados: los efectivos policiales actuaron con escudos y palos y hubo forcejeos con los manifestantes, algo que se repitió por la tarde, luego de que se aprobara la ley.
De las protestas participaron agrupaciones políticas de izquierda, la Unión de Trabajadores de la Educación y la Asociación de Enseñanza Media y Superior, entro otros. (NA)