Procesaron a Sergio Marchi

Sergio Marchi, secretario general de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), fue procesado sin prisión preventiva y embargado por la Justicia, junto a otros dirigentes de la entidad, en el marco de la causa en la que se investiga el destino del dinero del programa “Fútbol para Todos”, en este caso con su desvío a la Fundación El Futbolista.
Según determinó la jueza federal María Servini de Cubría, el embargo es por diez millones de pesos e involucra también a Carlos Alberto Pandolfi (presidente de la fundación y tesorero de Agremiados), Norberto Francisco Monteleone (secretario de la fundación y gerente General de Agremiados) y Raúl Pagano (gerente Financiero de Agremiados).
Hay sospechados más de dos millones de dólares que la fundación “El Futbolista” manejaba a partir de un acuerdo -dentro de la recepción de derechos televisivos- con la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), cuando el presidente todavía era Julio Humberto Grondona.
En la resolución judicial, se consideró a los imputados como “participes necesarios del delito de administración fraudulenta agravada por haberse cometido en perjuicio de una administración pública”.
Según había indicado en un dictamen anterior, cuando Servini llamó a indagatoria a los acusados, se señaló que “existe el grado de sospecha necesario de que los directivos comunes que cumplen/cumplieron funciones en la fundación El Futbolista y en Futbolistas Argentinos Agremiados, habrían participado en el entramado que se habría utilizado para canalizar fondos procedentes del erario público -Fútbol para Todos- por fuera del objeto del contrato”.