Inicio El Pais Garavano concurrió al Senado

Garavano concurrió al Senado

MINISTRO DE JUSTICIA PRESENTO NUEVO CODIGO PENAL

El ministro de Justicia, Germán Garavano, presentó ayer en el Senado el proyecto de ley para el nuevo Código Penal, que contempla las «situaciones de aborto no punible» y la «libre disposición del cuerpo de la mujer en los casos de violencia obstétrica».
Junto a los miembros de la comisión de juristas que redactó la iniciativa del Gobierno, Garavano destacó los «avances» del nuevo Código en materia de violencia de género, ciberdelitos, siniestros viales y en situaciones de aborto no punible.
Durante la reunión de la Comisión de Justicia del Senado, los especialistas remarcaron que el Código Penal actual tiene 320 artículos y el nuevo pasa a 540, al tiempo que precisaron que en esos poco más de 200 artículos de diferencia se encuentran las 900 leyes penales que se aprobaron en los últimos 100 años.
«Es un Código Penal posible, basado en la vida cotidiana y problemas reales de la sociedad, no es una construcción teórica ni dogmática, es una norma que nos permita vivir en paz, respetar la ley», señaló el ministro de Justicia y Derechos Humanos durante la audiencia.
El funcionario nacional subrayó que el nuevo Código «avanza y consolida todo lo que tiene que ver con violencia de género», tema sobre el refirió específicamente el presidente de la comisión redactora, el camarista Mariano Borinsky.

Aborto .
Durante la audiencia el camarista señaló que «se tomó en cuenta el debate en el Congreso» de 2018 y se siguió el criterio aplicado por la Corte Suprema de Justicia al «incorporar el supuesto del fallo FAL» sobre «situaciones de aborto no punible», como los casos en los que el embarazo haya sido producto de una violación.
Borinsky afirmó que «se incorpora una cláusula según la cual la mujer podrá ser eximida de la pena de prisión», un punto que ya generó polémica con la campaña por la legalización del aborto, dado que la decisión queda librada al criterio del juez.
Fuentes de la Comisión de Justicia del Senado indicaron que este artículo del proyecto es criticado tanto por la campaña como por los sectores que rechazan la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo.
Por otro lado, el camarista indicó que «se tipifica una situación en la cual se protege a la mujer en lo que tiene que ver con la libre disposición de su propio cuerpo en los casos de violencia obstétrica».

Siniestros viales.
Garavano destacó durante su exposición como una «innovación valiosa» la incorporación del «peligro abstracto» para los casos de los «delitos viales».
Esa nueva figura penal, que regirá para quienes conduzcan bajo el efecto del alcohol y quienes «exceden en más de 60 kilómetros por hora la velocidad permitida», fue uno de los temas más desarrollados durante la audiencia.
El funcionario del Ministerio de Justicia Carlos González Guerra, integrante de la comisión redactora, precisó que se penará «a aquel que va a 60 kilómetros por encima de la velocidad permitida, aquel que tiene en sangre estupefacientes, no importa la cantidad, y a aquel que duplique el mínimo de alcohol en sangre permitido».
Por otra parte, Borinsky indicó que el proyecto también autoriza el decomiso en delitos de corrupción y narcotráfico antes de que haya una condena penal y señaló que «no hay derecho de propiedad sobre el producto del delito».
A su turno, el camarista Carlos Mahiques destacó que el nuevo Código intenta «diversificar la pena restrictiva de la libertad» con «medidas asistenciales y de vigilancia entre o después de la pena privativa de la libertad».
Según explicó, la «prisión domiciliaria» regirá cuando las penas «no excedan los tres años».
En tanto, el senador entrerriano Pedro Guastavino (PJ), que preside la Comisión de Justicia y Asuntos Penales, señaló que se intentará avanzar en las próximas semanas con «audiencias con jueces, abogados y distintas instituciones» para discutir el proyecto. (NA)