Gasoducto será prioridad

PRESUPUESTO NACIONAL 2017

Las obras del Gasoducto del Noreste (GNEA) presentan retrasos y avances parciales desde que se encargaron los trabajos a la estatal Enarsa en 2007, pero constituyen un “tema prioritario” a incluir en la elaboración del Presupuesto Nacional 2017, que se elevará al Congreso en septiembre.
Autoridades del Ministerio de Energía ratificaron, en declaraciones a Télam, la “certeza sobre la prosecución de una obra que no había sido incluida en el presupuesto nacional” y que sufre “marcadas demoras en los niveles de inversión de infraestructura”.La postergación de trabajos, con respecto a lo programado, se relacionó asimismo con las condiciones climáticas y las precipitaciones excepcionales que azotaron la región del noreste desde principios de año.
En 2010 se estableció la adecuación y ampliación de la traza provisoria, y se incorporó el este de Salta y las provincias de Formosa, Chaco, Corrientes, Misiones y Santa Fe, a fin de posibilitar -una vez finalizadas las redes domiciliarias- la provisión de gas natural a 3,4 millones de personas.
El proyecto contempló originalmente una inversión de 2.375 millones de dólares para construir 4.144 kilómetros de gasoducto (el troncal, de 1.468 kilómetros, y el resto para conectar 168 localidades), con una capacidad de transporte de 11,2 millones de m3/día adicionales destinados al consumo residencial e industrial.
En Salta, el gobierno prosiguió con los controles e inspecciones ambientales y formuló intimaciones a la empresa ante la falta de respuesta, tras la paralización de las obras del GNEA, el 4 de diciembre pasado.
Si bien el tema contractual y de ejecución es competencia del Estado nacional, el secretario de Energía de Salta, Marcelo Juri, destacó a Télam su “preocupación por el impacto social que tiene la paralización de los trabajos debido a la pérdida de fuentes laborales”. (Télam)

Compartir