Gatillo fácil: asesinato en Barracas

Un joven de 22 años fue asesinado ayer en la madrugada por un oficial de la Policía de la Ciudad en el barrio de Barracas. La víctima es Cristian Toledo, un joven que trabajaba atendiendo una ferretería. El efectivo que le disparó fue identificado Adrián Otero y es también miembro del cuerpo de Bomberos. Estaba vestido de civil cuando le disparó al joven, informó el sitio web Infonews.
Según la versión del policía, la muerte de Cristian se dio durante un intento de robo. Sin embargo, otras versiones aseguran que sólo se trató de una discusión de tránsito.
La versión policial, que replica el sitio Noticias Argentinas, sostiene que el oficial Otero transitaba con su camioneta Renault Duster por el paso a nivel de Vélez Sarsfield y Australia, cuando fue sorprendido por al menos tres delincuentes que habrían intentado robarle. Según estas fuentes, uno de los sujetos habría bajado del vehículo en que se encontraban y rompió el vidrio del auto del efectivo de seguridad con una piedra. Acto seguido, el oficial se habría identificado y los presuntos delincuentes huyeron por Vélez Sarsfield en dirección a Iriarte.
El oficial le habría contado a los investigadores que comenzó a disparar hacia el auto en que iban los delincuentes. Una de las balas impactó sobre Cristian Toledo, quien falleció en el lugar. Los otros dos jóvenes fueron detenidos, al igual que el efectivo de seguridad.
La otra versión, que replica la organización La Poderosa, sostiene que el joven fue asesinado a quemarropa y que no hubo ningún delito.
Desde la organización también negaron que Toledo les haya advertido que era un oficial de la policía y denuncian que se trata de un nuevo caso de gatillo fácil.