Gobierno busca relanzarse con un paquete de leyes sociales

El Gobierno planifica para los próximos dos meses la presentación de un paquete de leyes que contemplen mejoras sociales e institucionales que deje atrás el ciclo de “malas noticias” derivado del recorte de subsidios en transporte y servicios públicos, además de profundizar la estrategia de cercanía con la gente a través de las redes sociales y apariciones en territorio.
Consultados por Télam, funcionarios de la Casa Rosada a cargo del área de comunicación admitieron que los aumentos en el costo de vida “son un mal trago pero seguramente será el último en esta etapa” de reajuste de la economía.
Además, descartan que haya habido un error de comunicación, como desde algunos sectores se dijo (incluso la propia aliada Elisa Carrió lo dio a entender), y señalan: “No se puede comunicar algo así de otra manera”.

Proyectos de ley.
Para dar vuelta la página y pasar a las “buenas noticias” para el poder adquisitivo, y aprovechando que ya se aprobó la ley para el pago a los holdouts, la Casa Rosada tiene decidido enviar al Congreso “entre abril y mayo” los proyectos de ley del Impuesto a las Ganancias (que cambia el mínimo no imponible y las escalas), la de disminución del IVA para los beneficiarios de planes sociales y jubilados y la ampliación del universo de receptores de la Asignación por Hijo.
En el oficialismo creen que el debate por Ganancias “será largo, por eso será de los primeros en enviar al Congreso durante abril”, y está en estudio “pero aún lejos de realizarse” una mejora para los cerca de 200.000 nuevos tributantes de ese impuesto (que antes estaban eximidos por el decreto de 2013).
Además, la Casa Rosada intentará apuntar a la mejora de la calidad institucional con el envío al Congreso del proyecto de la ley del Arrepentido, el de reforma judicial denominado Justicia 2020 y el de Acceso a la Información, y más sobre el final, el de reforma electoral.
En tanto, la estrategia de mostrar cercanía con el electorado, que fue uno de los principios guía durante la campaña de 2015 de Cambiemos, piensa profundizarse: uno de los ejemplos es la nueva cuenta del Presidente en la red social Snapchat, que apunta a un electorado joven y poco afín a informarse por los medios tradicionales.
Pero también el PRO mantendrá con ese fin las reuniones en casas residenciales con vecinos o las llamadas telefónicas a domicilios de referentes sociales y voluntarios del partido. (Télam)