Gobierno respaldó dichos de Pichetto

EL SECRETARIO DE DDHH, CLAUDIO AVRUJ, AVALO LOS DICHOS DEL SENADOR SOBRE LA INMIGRACION

“Nosotros estamos de acuerdo con las declaraciones de Pichetto sobre la inmigración”, sostuvo ayer el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, y expresó así el respaldo del gobierno a los dichos del titular de la bancada del FpV en el Senado.
Pichetto declaró durante la semana que “las principales villas están tomadas por peruanos” y que “la Argentina incorpora toda esta resaca”. También aseguró que Bolivia resuelve sus problemas de miseria “exportándola a la Argentina” y manifestó: “¿Cuánta miseria puede aguantar Argentina recibiendo inmigrantes pobres? La Argentina tiene que controlar. Hay una migración muy compleja y no hay ningún tipo de reciprocidad”.

Denuncias y apoyo.
Las palabras del senador generaron una oleada de denuncias en su contra ante el Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi), encabezadas por los consulados de Perú y Bolivia. Sin embargo, ayer Avruj expresó en diálogo con el portal Infobae su respaldo a Pichetto, aunque aclaró que en los dichos del legislador “por ahí, la palabra resaca habría que sacarla” y se limitó a criticar levemente “las generalizaciones y la estigmatización”.
“Estamos de acuerdo en la importancia de la inmigración y dejamos en claro que este siempre va ser un país de puertas abiertas para los que vienen a buscar aquí un lugar para desarrollarse. Pero estamos de acuerdo en que, por falta de controles, en los últimos años ha venido mucha gente a instalarse con otras intenciones”, lanzó el secretario de DDHH.
El funcionario agregó que “en los últimos años hubo mucha gente que vino con antecedentes no chequeados, que no estaba debidamente en regla” y consideró que en esos casos “la Argentina fue muy permisiva”. “Queremos que eso no siga pasando para ordenar y ayudar a la convivencia de todos los habitantes”, completó.
Por último, Avruj afirmó que habrá un “un fortalecimiento de los controles” migratorios pero dijo que será “siempre en el marco de la ley”.

Carta Abierta.
Carta Abierta pidió que Miguel Pichetto sea desplazado como jefe de bloque de senadores del FpV y de la dirección del Partido Justicialista por sus expresiones “xenófobas y racistas” y llamó a impedir que “señores de esta calaña ocupen cargos en un futuro gobierno nacional, popular y democrático”.
El colectivo de intelectuales kirchneristas resaltaron que con sus dichos contra inmigrantes bolivianos, peruanos, colombianos y senegaleses, Pichetto “cumple el papel del primer alemán que dijo ante la crisis de los 20 ‘la culpa es de los judíos'”.
“El senador Pichetto, a su turno, hablando de resacas poblacionales, no pertenece al partido de gobierno, pero por su boca expele la globalización a martillazos, ofreciéndose como guardián exaltado del parque temático del macrismo”, arremetieron en una nueva declaración publicada ayer por los diarios Página/12 y Tiempo Argentino.
Aseguraron que el senador rionegrino “degrada la memoria” de peronismo, tradición a la que le atribuyen una impronta inclusiva y latinoamericanista, por lo señalaron que “sería bueno” que se lo invite a “retirar sus palabras o que, con adecuadas palabras se lo retire a él, tanto de la dirección del peronismo” como de la “jefatura del bloque senatorial que ha largamente deshonrado”.

Respaldo a proyectos.
En este sentido, cuestionaron su rol de colaboración con los proyectos de ley que gira el Poder Ejecutivo al Congreso y afirmaron que con sus expresiones le facilita al macrismo “el curso siniestro que conduce a la discriminación más abyecta”.
“No le ha presentado ninguna batalla en la cámara en la que maneja la mayoría ‘opositora’, siente la necesidad de facilitarle el curso siniestro que conduce a la discriminación más abyecta, la salida cloacal”, dispararon.
Carta Abierta recordó que Pichetto es autor de una antología de “frases xenófobas y racistas para no olvidar”, tales como: “murieron (en la AMIA) ciudadanos argentinos de religión judía y argentinos” y “en la década de los 90 entraron los chinos, y ahora la mafia senegalesa. Yo no los veo trabajando en las obras, sino vendiendo truchadas”. (NA)

Compartir