Gobierno cierra Batallón 603

POR EL ROBO DE MUNICIONES EN ESE DESTACAMENTO

El ministro de Defensa Agustín Rossi aseguró ayer que “como conducción política de las Fuerzas Armadas” no está “dispuesto a tolerar” hechos como el faltante de 26.000 balas calibre 9 milímetros del Batallón de Arsenales 603 porque son “inadmisibles” y consideró “un señal fortísima” la decisión de cerrar ese batallón y el pase a retiro del Director de Arsenales del Ejército Argentino, coronel Hugo Víctor Meola.
Rossi anunció ayer la decisión de cerrar el Batallón “San Lorenzo”, ubicado en la localidad de Fray Luis Beltrán, Santa Fe, y el pase a retiro de Meola, responsable de esa dependencia militar porque “todos los que tengan responsabilidad sobre arsenales y polvorines tienen que saber con claridad que no vamos a sostener situaciones de este tipo”.
Desde el Edificio Libertador, el titular de la cartera de Defensa, en diálogo con la prensa, señaló que “es innegable que en los últimos cuatro años, dos de los hechos más resonantes sobre faltantes de armas se dio en esos arsenales mientras que en otros no pasó absolutamente nada”.
“El 30 de diciembre denunciamos el robo, producto de una faltante de municiones de nueve milímetros en la localidad de Luis Beltrán”, recordó y precisó que “las municiones faltantes eran 18.800 de nueve milímetros, más 800 municiones de 32 milímetros”.

Investigaciones.
En esa línea expresó que “durante el mes de enero se hicieron las investigaciones correspondientes por parte de la justicia y a su vez el Ejército argentino decidió separar a dos oficiales que prestaban servicios en ese batallón, uno era el titular saliente”.
Asimismo, Rossi recordó que la denuncia correspondiente al hecho la hicieron “ante Justicia Federal y ahora es esa justicia la que tiene que actuar” y resaltó que desde esa cartera están “a disposición de la investigación judicial que se está llevando adelante”.
A su vez, el ex titular de la bancada oficialista en Diputados instruyó al jefe del Ejército a crear una Base de Apoyo Logístico y una UMRE (Unidad Militar de Emergencias) “en las instalaciones que hasta el día de hoy ocupaba dicha unidad” y relató que anteriormente ya habían pensado “en trasladar municiones chicas, de menor calibre a otros arsenales que dependen del ejército argentino”.
Al respecto, el funcionario nacional decidió “instruir al jefe del ejercito César Milani para que a partir del lunes disponga el traslado de la totalidad de municiones y armas existe en ese batallón y se puedan usar las instalaciones físicas para que haya allí una base de apoyo logística allí y una unidad de emergencia militar de asistencia”.

Misil TOW 2.
Por otra parte, al ser consultado por el misil TOW 2 que fue robado del Escuadrón de Caballería Blindado 1 de Arana, localidad ubicada en La Plata, Rossi reiteró que “es inoperable y no está operativo”.
Sobre este hecho, recordó que “hay cinco oficiales suspendidos de sus servicios que eran los que estaban a cargo del cuidado de ese misil”, y subrayó que “tanto el Ministerio de Defensa como el Ejército argentino hicieron la denuncia correspondiente por ese robo”.
“Ese misil está inoperable porque para que lo sea, la función se la debe dar el lanzador”, detalló el titular de esa cartera y agregó que “justamente por eso se guardan ambos por separado” y solicitó “llevar tranquilidad a la sociedad” sobre el tema.
Por último, el ministro aseveró que “desde el Ministerio quiero transmitir al interior de la fuerza que estas cosas no pueden volver a ocurrir”. (Télam)