Gremios realizarían movilización

CONSEJO DEL SALARIO: CGT PRETENDEN UN SALARIO MINIMO DE $15.000

La CGT reclamará un salario mínimo de 15.000 pesos en la reunión del Consejo del Salario que se realizará el 27 de junio próximo, anticipó ayer uno de los tres secretarios generales de la central obrera, Juan Carlos Schmid.
“Si las mediciones propias que tiene la CGT establecen que la canasta básica es de 15 mil pesos, no podemos pedir menos que eso. Es una línea de referencia. Después, habrá que discutir”, consideró el sindicalista.
Funcionarios, empresarios y sindicalistas se reunirán el martes 27 en el marco del Consejo del Salario, para definir un nuevo haber mínimo, que en la actualidad es de 8.060 pesos. El último incremento fue fijado en mayo del año pasado, en tres cuotas, la última de las cuales se efectivizó recién en enero de 2017.
Según trascendió, la intención del Gobierno es que el haber mínimo se ajuste en un 20%, también en cuotas, para llegar a 9.672 pesos.
En declaraciones radiales, Schmid aseguró que a lo largo de esta semana, los dirigentes gremiales comenzarán a definir la propuesta que llevarán al Consejo.
Por otra parte, el líder cegetista consideró que el país atraviesa una situación “difícil, particularmente con el tema del empleo y de la inflación”, pero aclaró que “esto no resulta demasiado sorprendente, por cómo se está abordando el enfoque económico” desde el Gobierno.
El Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil “es un ámbito institucional permanente de diálogo entre representantes de los trabajadores, empleadores, el Estado Nacional y el Consejo Federal del Trabajo (gobiernos provinciales) para evaluar temas referidos a las relaciones laborales”, destacó el Ministerio de Trabajo.
Y añadió que esos temas son la “redistribución del ingreso, asistencia a desempleados, generación de empleo genuino y decente y combate al trabajo no registrado”.

Movilización.
Por su parte, el integrante del triunvirato de la CGT Carlos Acuña se mostró ayer “de acuerdo” con hacer una movilización “contra el aumento de precios luego de las elecciones primarias de agosto”, después de que el camionero Pablo Moyano planteara la necesidad de convocar a una protesta por la situación económica y social.
“Comparto las declaraciones de mis compañeros sobre la renovación de medidas de fuerza después de las PASO”, señaló Acuña, aunque, en rigor, Pablo Moyano había hablado de concretar una movilización en julio, es decir un mes antes de las primarias.
En declaraciones a la radio Futurock, explicó que la cúpula de la central obrera se reunirá en los próximos días para “tomar determinaciones sobre la situación actual, que es la misma: mientras los sueldos van por la escalera, los precios van por el ascensor”.
“Lo peor es que quienes gobiernan no ven esta situación. Buscan excusas a ver a quién pueden culparle algo para hablar de otras cosas y no de esto”, se quejó el jefe del sindicato de Estaciones de Servicio.
Acuña, dirigente cercano al gastronómico Luis Barrionuevo, se mostró “de acuerdo con hacer una medida” que “podría ser una movilización en contra de los precios que atacan el bolsillo de los trabajadores”.
“Las elecciones son un tema aparte que no tiene nada que ver con los problemas de los trabajadores, con los salarios, con la falta de empleo, los despidos, son cosas que no tienen por qué mezclarse. El Gobierno las mezcla para ver cómo embarra la cancha para cambiar la conversación. El desempleo no es un tema para politizar, es para solucionarlo”, subrayó.
Días atrás, Pablo Moyano, quien integra uno de los sectores más “duros” de la CGT contra el Gobierno de Mauricio Macri, había advertido que estaba conversando junto a otros dirigentes gremiales para hacer “una marcha importante” con el objetivo de que el Presidente “entienda que la cosa está jodida y que hay mucha bronca en la gente”.
“Varios sectores del sindicalismo están preparando una marcha importante para julio. Si la CGT no adhiere, muchos gremios vamos a acompañar esa protesta igual”, planteó el hijo de Hugo Moyano. (NA)