Griesa evitó tomar una decisión

EL JUEZ NEOYORQUINO SE REUNIO CON LOS BONISTAS QUE NO ENTRARON AL CANJE

El juez de Nueva York, Thomas Griesa, evitó ayer tomar una decisión sobre el pedido formulado por los bonistas que no entraron al canje -conocido como ‘me too’- para ser considerados dentro de la causa que Argentina enfrenta con los fondos buitre, y llamó a todas las partes en conflicto a sentarse a negociar con el mediador designado, Daniel Pollack, para alcanzar un acuerdo.
En una audiencia que se extendió por espacio de alrededor de 45 minutos, el magistrado escuchó la petición de los “me too”, representados por el abogado del fondo buitre NML, Robert Cohen, quienes buscan que la corte los incluya dentro del fallo de 2012 en el que ordenó a la Argentina un pago total de cerca de 1.300 millones de dólares más intereses.
En su presentación, Cohen mencionó que las “36 acciones adicionales” analizadas en la audiencia de ayer, las cuales condensan a más de 500 demandantes, buscan ser incorporadas en la orden de la cláusula ‘pari passu’ y recibir así el mismo tratamiento que los fondos buitre de parte de esa corte.
“Lo que están pidiendo es que la decisión (sobre la cláusula) aplique a ellos”, afirmó el representante de los fondos buitre, señalando que “no hay razón para que no sean incluidos”.

Boccuzzi.
Por su parte, el abogado del gobierno argentino, Carmine Boccuzzi, subrayó que la solicitud que están realizando los denominados ‘me too’ no corresponde ser tomada en el caso ya que cuando “pudieron haberlo hecho” mientras la causa estuvo en curso “no lo hicieron” y, en cambio, optaron por accionar con el dictamen ya firme.
El letrado del estudio Cleary Gottlieb, aclaró entonces que de la suma de “5,2 mil millones de dólares en reclamos” que hace al total de los 523 demandantes en cuestión, 3,8 mil millones de dólares quedarían a su vez afuera de discusión porque fueron realizados después del canje de 2005.
En ese mismo sentido, el abogado agregó que “otorgar esta compensación no ayudará” a resolver el caso entre Argentina y los fondos buitre.

Audiencia.
Uno de los tramos más interesantes de la audiencia se dio cuando el juez Griesa, al retomar Cohen el uso de la palabra tras la exposición de Bocuzzi, frenó de manera sorpresiva al abogado de los fondos buitre para preguntarle cuál era “el efecto práctico” de su pedido.
A lo que Cohen respondió que el pedido es que la Corte le diga a Argentina “que tiene que lidiar con todos los demandantes, quienes tienen derechos que no puede ignorar”, para luego agregar que “ésta gente esperó un largo tiempo para estar en la mesa”.
Tras esto, el magistrado del Distrito Sur de Manhattan dio por concluida la audiencia reservándose una decisión al respecto y optando por llamar a las partes a sentarse a negociar.
(Télam)

Invitan a negociar
El mediador en la causa de la Argentina contra los fondos buitre, Daniel Pollack, aseguró ayer que el Gobierno aún no “avaló” la “invitación sin precondiciones” realizada por parte de los holdouts para negociar.
“A fin de enero los fondos de inversión ofrecieron, a través de mí, una invitación sin precondiciones a la Argentina para retomar las negociaciones directas”, sostuvo el “special master” en un comunicado, en el cual también resaltó que el país “hasta ahora, no avaló esa invitación”.
En ese sentido, destacó: “Tuve diálogos con los abogados de ambas partes en varias ocasiones, después de que expirara la RUFO, el 31 de diciembre”.
El texto del mediador fue difundido el viernes, cuando el juez de Nueva York Thomas Griesa se reunió con los bonistas denominados “me too”, que pretenden que el magistrado los incluya dentro del litigio con los fondos especulativos.
En la nueva audiencia realizada en los tribunales federales del sur de Manhattan, el juez escuchó a los tenedores de bonos que no ingresaron a los canjes de deuda y llamó a las partes a llegar a una solución “negociada”.