Inicio El Pais Hallaron sin vida al acusado de asesinar a una embarazada en Entre...

Hallaron sin vida al acusado de asesinar a una embarazada en Entre Ríos

El acusado por el femicidio de la joven embarazada de la localidad entrerriana de Federal apareció sin vida este lunes en un baño de la Alcaidía en la Jefatura de Policía, donde se encontraba detenido.

Jesús Sánchez, de 38 años, iba a ser trasladado hoy a una audiencia de imputación por la muerte de su pareja, Jésica Riquelme, de 26, quien estaba embarazada de siete meses y cuya beba pudo ser salvada por los médicos, aunque se encuentra en grave estado.

El crimen de Jésica se conoció este sábado y la víctima ingresó al hospital Justo José de Urquiza ya sin signos de vida como producto de un fuerte golpe en la cabeza, que según la autopsia había recibido unas 48 horas antes.

Los médicos lograron salvar a la criatura, una nena, a través de un cesárea de urgencia y la derivaron de inmediato al hospital Masvernat de Concordia, donde quedó internada en estado delicado ya que estuvo al menos tres horas sin oxígeno por la muerte de su mamá.

Según la autopsia al cuerpo de Jésica, su muerte se produjo por un derrame cerebral causado por el brutal golpe que recibió en la cabeza, todo indica que con un martillo.
«Ella estuvo agonizando en la casa con el marido al lado. Eso es lo que me dijo la doctora que le hizo la autopsia», dijo Ramón, primo de la víctima, y agregó que «cuando Jésica dejó de respirar, recién ahí trató de avisar a los familiares».
Según explicó, la joven y el homicida «vivían juntos y aparentemente tenían problemas», aunque aclaró que «de la denuncia que había hecho ella, el 24 de noviembre, nos enteramos ahora».
Confirmó que a pesar de la perimetral impuesta por la justicia, «ellos seguían conviviendo».

Por su parte, Grisela, hermana de Jésica, contó que Jesús Sánchez «la amenazaba, y por eso ella le tenía terror».
Sobre el momento en que finalmente la familia pudo ayudar a Jésica, contó que Sánchez «parece que primero llamó a la ambulancia y como no llegó enseguida, se ve que él se asustó o algo y entonces, llamó a los familiares».

«Aparentemente, él convivió 48 horas con ella agonizando al lado y poniéndole paños de agua fría y una botella de alcohol al lado de la cama para ver si la podía hacer reaccionar», explicó.
Dijo que «después llamó y con un vecino, la llevamos al hospital pero estaba fría y no se escuchaban los latidos del bebé».

En cuanto al estado de salud de la bebita internada en el hospital Masvernat de Concordia, Grisela dijo que «la nena estuvo tres horas sin oxígeno, hasta que hicieron la cesárea».
«Nos dijeron que la beba tiene un pulmón lastimado y derrame cerebral. Aparentemente, las horas que Jésica estuvo fallecida en la casa, la nena estuvo sin oxígeno, y por eso, la nena está así. Pero si Dios quiere, se va a salvar», concluyó en declaraciones citadas por el portal Elonce.com. (NA)